Inicio Opinión Sin mundial y sin vergüenza

Sin mundial y sin vergüenza

578
Compartir

Por Juan Carlos Cartagena Abaurre

El fracaso de Toluca llegó muy pronto. Si creíamos que habíamos visto todo, esta noche lo superó, el infierno se volvió contra sus diablos, se convirtió en purgatorio y empezó por hacer pagar a quienes consideran dignos de portar el escudo. Con este fracaso se va la ilusión que generaba un mundial de clubes.

Un 11 Real…mente tierno

El Güero quiso defender su castillo con niños héroes, pero la ternura no se lleva con las batallas épicas. Cierto, con los chavos ganó dinamismo, pero perdió colmillo para ganar una llave que ya venía casi decidida. Mora el único que mostró empuje y aun así cometió su segundo penal consecutivo. Abella, Acero, Medina y Rubio no aportaron mucho.

La clave

Necesitaba un partido perfecto en defensa y muy pronto pagaron por no serlo. Gerso en la primera que tuvo doblegó a Salinas, y después. Talavera. Ahí, se acabó el juego. Este equipo está muy tocado, mal trabajado, completamente perdido. Ocho juegos sin ganar, con un solo gol a favor lo exhiben como el peor Toluca de los últimos tiempos.

Ojo ahí

La tensión ha pasado a la tribuna, no solo por escuchar a la afición del diablo voltearse contra los que antes eran sus ídolos, sino porque algunos aficionados señalan amenazas en la tribuna de parte de un elemento de seguridad personal. Eso no puede suceder.

Conclusión

¡Urge LaVolpe ya! Toluca está en riesgo de perder vs Veracruz el domingo si no hacen algo. La relación de jugadores y directiva con la afición está muy desgastada, solamente el fútbol podría sacarlos adelante. Los refuerzos extranjeros (y el promotor) le han tomado el pelo a la directiva que confió en ellos, a la afición que los arropó, mientras ellos hoy duermen en casa, siendo que están a años luz de rendir a la par de lo que cobran. Toluca era el equipo más prometedor del inicio de año, hoy se fue en dos patadas de la Concachampions, y si no se apura, será el hazme reír del verano.

Gracias por leerme y jugar conmigo.

Comentarios

comentarios