Inicio Noticias Remueven a 900 policías estatales por reprobar exámenes de confianza

Remueven a 900 policías estatales por reprobar exámenes de confianza

1080
Evaluación policíaca. Tarea pendiente.

Policías reprobados.

Redacción

En sólo unos meses, el gobierno del estado hizo lo que no pudo realizar en año y medio. Ayer, el secretario de Seguridad Ciudadana mexiquense, Salvador Neme Sastre dijo que, por fin, terminaron de certificar a todos y cada uno de los policías estatales operativos, custodios, oficiales de tránsito, mandos regionales y superiores, directores de política criminal, inteligencia, recuperación de vehículos, del sistema penitenciario y hasta el titular de la dependencia.

Del total de los 18 mil 190 elementos de la Secretaría de Seguridad, poco más de dos mil 400 no pasaron los exámenes de control de confianza a los que fueron sometidos, pero sólo la tercera parte de los reprobados, dijo, ya no tendrán cabida en la institución, es decir, 900.

La razón, argumentó el secretario, es que mil 600 efectivos fueron calificados no aptos para desempeñar el cargo que actualmente ocupan, pero no fueron mal evaluados en cuestiones de probidad, honorabilidad o ética, simplemente no cumplen el perfil del cargo que ostentan y deben ser reubicados en áreas que vayan de acuerdo a sus aptitudes y capacidades.

Los restantes 900 elementos son los que serán dados de baja tras un procedimiento administrativo sancionador, al detectárseles irregularidades graves en su quehacer que hace impensable que puedan permanecer en la corporación.

De acuerdo con información de la secretaría se trata de elementos que se dedicaban a filtrar información a las bandas criminales, a proporcionarles  protección o bien delinquían o abusaban con el uniforme y la placa que ostentan.

La inmensa mayoría de ellos todavía sigue prestando sus servicios a la policía estatal, aunque han sido  reubicados en otras áreas en tanto se inicia el procedimiento de baja y se les otorga su garantía de audiencia.

Estos 900 elementos aun no conocen su destino, ya que una vez que se oficialicen los resultados de los exámenes, serán notificados e iniciará  el procedimiento administrativo. Todos causaran baja de la dependencia y serán fichados para que no puedan ser recontrados por ninguna otra corporación policiaca del estado o del país.

Entre los vivales, se encuentran elementos de todos los niveles, incluso algunos mandos que también han sido reubicados  y pronto tendrán que dejar la corporación.

Estos 900 no son los únicos que separará la Secretaría ya que aun se esperan los resultados de tres mil elementos más que fueron sometidos a las pruebas en los últimos 40 días del año anterior, por lo que aún, existe la posibilidad de que se engrose la lista de servidores públicos que en unos meses terminarán sin empleo y podrán terminar en las filas del crimen organizado si es que su conducta no es denunciada y castigada por el ministerio público.

 

Comentarios

comentarios