Inicio Noticias Reclaman deudos cuerpo de “La Marrana” abatido por militares

Reclaman deudos cuerpo de “La Marrana” abatido por militares

1110
La Procuraduría mexiquense. Programa de recompensas.

Procuraduría de Justicia. Confirman identidad.

Redacción

Luego de ser acribillado por fuerzas militares en el municipio de Luvianos, deudos de Pablo Jaimes Castrejón alias “La Marrana”, reclamaron el cuerpo del líder de la Familia Michoacana en el sur de la entidad. Esposa, madre y sobrina del abatido identificaron el cuerpo de la víctima en el anfiteatro local del municipio de Tejupilco.

Previamente, las autoridades ministeriales confirmaron la identidad de “La Marrana” mediante un cotejo con el ADN de su hermano, Nazario Jaimes Castrejón, “El Puma”, detenido por marinos y policías estatales en el sur de la entidad, en febrero pasado.

También fueron identificados otros dos de los cuatro acompañantes de Jaimes Castrejón, quienes también murieron en la refriega del sábado anterior.

Se trata de José de Jesús Espinosa Trevilla, identificado como uno de los escoltas cercanos a “La Marrana”, oriundo de Michoacán; y Gabriel Hernández Benítez alias El Negro, identificado como su jefe de plaza de La Familia en Tejupilco. Otro sujeto, aún no identificado pudo darse a la fuga.

En tanto, autoridades mexiquenses no descartan que tras la muerte de Jaimes Castrejón, pudiera registrarse alguna reacción violenta, ante lo cual “estarán atentos”.

En las últimas horas se ha reforzado la presencia de militares. La zona que principalmente será resguardada es la conocida como Tierra Caliente, en los municipios de Amatepec, Tlatlaya, Tejupilco, Luvianos, Sultepec, donde se registra mayor presencia de la célula que lideraba “La Marrana”.

“La Marrana” cayó abatido el pasado sábado, en un enfrentamiento fortuito, cuando Pablo Jaimes montaba una multa, mientras que su escolta, el jefe de plaza, y el otro sujeto iban a pie. Una patrulla de policías militares de la Base de Operaciones Mixta (BOM) del municipio pasó cerca de allí, que los sicarios pretendieron repeler a balazos.

La refriega duró alrededor de 10 minutos. En el lugar, quedaron los cuerpos de Pablo Jaimes, Jesús Espinosa, y Gabriel Hernández.

 

Comentarios

comentarios