Inicio Opinión Pincha el Diablo en Queretaro

Pincha el Diablo en Queretaro

546
Compartir

Por Juan Carlos Cartagena Abaurre

Todo se juntó: la expulsión, el gol anulado, el calor, un rival peligroso al contragolpe. Toluca ha fallado en su visita a Querétaro, donde la misión era darle una mordida a la distancia con los equipos de zona de liguilla. Un empate sin goles que en otra circunstancia y rival no sería malo, pero hoy, aún jugando con 10, se vuelve poco productivo. Este pinchazo puede ser clave entre ir o no a liguilla.

El 11 inicial y la poca fe por Leo
Como anticipamos, Ríos jugó por William, mientras que González inició en el sitio de Tobio. Así, Toluca arrancó con: Talavera, Salinas, Osvaldo, Maidana, García, Ruiz, Ríos, Mancuello, Medina, Pardo y Gigliotti.

Tras la expulsión, los equipos ajustaron y el juego se abrió. Cuando Toluca fue atrevido, Ricardo retiró de la cancha a Ríos. La afición esperaba a Leo López, pero eso no ocurrió. Mendoza entró y falló arriba, aunque salvó una en defensa.

La clave
Podríamos decir que la expulsión condicionó el juego, aunque en realidad, antes de la roja tampoco pasaba nada. El partido tuvo momentos para cada quien, oportunidades importantes en ambas porterías, fallas en ataque. Tanto Gallos como Diablos se pudieron llevar el triunfo, sin embargo, está claro que tanto la expulsión de Ruiz como el gol anulado fueron rigurosos y tendrían a Toluca con dos puntos más.

La regla del menor
Toluca sumó 45 minutos de regla de menores. Con 270 minutos por jugar en la liga, a los Diablos les faltan 208.5 por cumplir o devolver tres puntos. Tomando en cuenta que Medina y Mora suman la mitad, La Volpe está obligado a usarlos casi lo que resta del torneo o disponer de algún otro joven.

Conclusión
En la previa les anticipé que no sería fácil, y que antes de pensar en América estaba Querétaro. Ahí tienen porque lo decía. Querétaro estaba preocupado por mejorar en defensa, y que Toluca hiciera el gasto al ser el obligado. No sé si fue el intenso calor o que los Diablos tardaron en entrar al juego, pero me deja la sensación que para los rojos el empate fue un castigo por no apretar desde antes.
Dependientes de Mancuello, el equipo generó poco mientras que adelante, Gigliotti está quemando sus vidas como titular.
Lo ganado vs Monterrey en confianza, se perdió en 99 minutos, en un partido que muchos ya sumaban de tres, incluso hubo quien hablaba de goleada. Toluca regresa a la realidad, esa que desnuda que el diablo sigue muy lejos de liguilla. Constancia, la palabra más olvidada por este equipo. No es el equipo que goleó a Rayados, pero tampoco creo que sea el que hoy no mostró mucho ante Gallos.

Gracias por leerme y jugar conmigo.

Comentarios

comentarios