Inicio Juega Conmigo Pesadilla en el infierno

Pesadilla en el infierno

1137

Por Juan Carlos Cartagena Abaurre

Cómo si se tratara de un sueño del que no puedes despertar; una pesadilla que duró una eternidad y todavía en el último suspiro volvió a doler para recordarte que los pecados se pagan caro. Toluca mancha su historia con el pago de multa equivalente a 33 millones de pesos en lo económico, y a un vergonzoso legado de tres años siendo uno de los peores equipos.

Todo el que haya tomado una decisión en estos tres largos años, ya sea de pantalón largo o corto son culpables del fracaso más grande de la historia del Toluca y serán señalados por ello. Sucedió en León, donde “la vida no vale nada, comienza siempre llorando y así llorando se acaba” como cerrojazo de un torneo de lágrimas para el equipo que seguirá siendo grande y que a muchos les ha quedado gigantesco.

El 11 de la tarde triste
Ambriz recuperó a Haret y Baeza para este partido, por lo que decidió enviar a García, “Dedos”, Haret, Valber, Jorge Rodríguez, Sierra, Baeza, Alan Rodríguez, Leo , Canelo e Ian.

Los goles
0-1 ¡Sorpresa! Ian González llegó de atrás para recibir en el área y disparar por abajo para abrir el marcador.

1-1 Primer error. Una diagonal al área fue suficiente para vencer a la desarticulada defensa de Toluca que, incluido Luis García, vieron cómo Dávila empataba el juego.

2-1 Mala coordinación se paga con gol. Volvió aparecer uno de tantos balones por arriba que le hicieron daño en el torneo a Toluca. Habilitado en su movimiento, Mena bombeó a García para el segundo de los locales.

2-2 Leo otra vez. A su estilo, recordando y disparando, Fernández desde fuera del área empató el partido.

2-3 Oso a favor. Oswaldo Rodríguez atacó muy mal un balón que llegó botando hasta él, producto de un disparo de Ian, que Cota desvió ligeramente. El defensa de León se tendió sin mucha técnica y mandó el balón al fondo de la portería.

3-3 Hizo agua la defensa. León entró a velocidad por el centro y se dio lujo de tocar lateral para que Meneses volviera a empatar. La defensa roja solo vio y sin pagar boleto.

4-3 Parecía salvación. Canelo remató a primer palo un tiro de esquina servido por Leo Fernández, Cota no reaccionó y Toluca volvía a la ventaja.

4-4 Gol de multa. Cuando el reloj marcaba los minutos de propina, vino un balón al área, despejado por Samudio que le quedó a Barreiro en el manchón penal; el colombiano no perdonó y obligó a Toluca a pagar la multa.

La clave
Toluca se encontró un equipo igual de desesperado, tan semejante en fallas y telarañas, que jugaron a los espejos: “error con error se paga”. Los diablos marcaban y les venía el empate, gracias a grotescos errores que demostraron porque ni uno ni otro fueron merecedores del objetivo que tenían para este compromiso. El empate fue un justo castigo para ambos equipos.

Si tuviera que definir un momento en particular que marcó el rumbo del juego, me atrevería a decir que, con el 4-3, Toluca no fue capaz de capitalizar los espacios y hacer posesiones largas que permitieran definir y meterle candado al partido.

Sustituir a Leo Fernández fue una invitación a atacar para León, que nuevamente arrebató un triunfo a Toluca en los últimos minutos, tal como sucedió hace un año en repechaje. Los diablos en ofensiva jugaron su mejor partido cuando se necesitaba, pero la fase defensiva jugó como casi todo el torneo y así no se podía aspirar a llevarte los tres puntos.

Contradicciones e ironías
Al inicio, en el equipo de Nacho no entraba en planes el español Ian González, Canelo fue cepillado durante varias jornadas; sin embargo en el partido más importante, ambos fueron titulares y marcaron gol. Una anotación de Canelo pudo significar salvarte de la multa. Ian es mister actitud, pero como ya lo hemos dicho al cansancio: con eso no te alcanza para representar a Toluca.

Ojo ahí
Venegas, Rigonato, Canelo, Samudio e Ian González parten como candidatos naturales a no entrar en planes, aunque el colombiano y paraguayo aún tienen contrato y no será fácil acomodarlos. En Toluca hay elementos de los que ya conoce su futuro, ya estaremos dando detalles. Lo primero es conocer qué ajustes podrían llegar en la estructura del equipo. Nacho Ambriz nuevamente se pone en manos de la directiva, que a su vez considera que debe seguir.

¿Qué podíamos esperar?
En estos tres años (y un poco más) han venido jugadores que no merecían estar en Toluca, elementos que tenían enfermedades como Joao Plata, con un severo problema de alcoholismo; jugadores que no tenían el mínimo compromiso, o que llegaron para jugar en posiciones que desconocían. Los Diablos se reforzaron con jugadores acostumbrados a pelear el descenso, con pasado en equipos en problemas de cociente o recién ascendidos. La mentalidad del equipo ha cambiado y el resultado es el que se tiene hoy. Gracias Plata, Sauro, Tobio, García, Triverio, Ian, Estrada, Vanegas, Chalá, y quien los trajo.

Conclusión
La noche más triste del Toluca en su historia llegó este 1o de Mayo de 2022. El diablo secuestrado en los últimos años por malas decisiones, promotores, jugadores, entrenadores, directivos (algunos ya no están y siguen haciendo daño), va en picada y no parece tener fin. Hoy fue el cociente de tres años, pero no se olvide su ausencia de títulos y de esencia comenzó hace mas de diez. La afición siente vergüenza por el equipo que antes tenía orgullo, siente rabia por quienes antes sentía admiración.

El nepotismo, la hipocresía, ambición, soberbia junto a la falta de decisión, en un club donde hay un consejo consultivo y todos tienen intereses tan distintos, terminará hundiendo más al Toluca. La afición merece que el regresen a su equipo; olvídense de el Toluca de los años maravillosos, cuando menos al equipo del Diablo corriendo delante de los jugadores al salir a la cancha, el que ganaba torneos de Copa, el que peleaba con amor al club, el que entraba a liguillas y todos le temían, el que competía por calificar y no por pagar multas.

Los cambios deben ser estructurales, de fondo, modificar un sistema de toma de decisiones que lleva tiempo sin dar resultado. Preso de sus propios pecados, el Diablo vive su propia pesadilla en el infierno y se debe dar la cara para este vergonzoso pasaje que tiene triste a toda una afición.

Gracias por leerme y jugar conmigo

Comentarios

comentarios