Inicio Destacados OFF THE RECORD

OFF THE RECORD

194

Toluca, Edomex; 30 de septiembre de 2019.- La agenda legislativa de los próximos meses afrontará una presión particular, vinculada a la izquierda progresista, que ha comenzado a pugnar para que Morena cumpla con su visión ideológica en materia de derechos humanos. Allí, los grupos más liberales concentrarán sus esfuerzos para que la discusión permita aprobar, de una vez por todas, el matrimonio igualitario; y se abra la puerta para deliberar la despenalización del aborto en las primeras doce semanas de gestación, en el  estado más poblado del país.

Tanto organizaciones de diversidad sexual como agrupaciones feministas, han asumido rutas paralelas para que el Poder Legislativo no sólo asuma una postura de contrapeso político al Poder Ejecutivo. Se trata de que la mayoría parlamentaria ejerza su voto a favor de las minorías, como lo exige la izquierda desde hace casi tres décadas. La oportunidad coyuntural resulta inmejorable.

Desde el debate público, les resulta imprescindible que el Estado de México se sume a otros estados, que ya han aprobado una u otra reforma legislativa. Lo cierto es que, al menos en lo que resta del año se ve una encomienda casi imposible, derivado de las asignaturas pendientes que deberán desahogar los legisladores locales. Y desde todos los frentes partidistas, también se deberán medir los costos políticos cuando faltan casi 20 meses para la próxima elección.

No todos los legisladores de Morena se asumen de una izquierda progresista. Cuando se trata de abordar temas de impacto ideológico, las resistencias se convierten en una barrera para el consenso. Frente a la división de posiciones, Morena no alcanzaría los votos suficientes. El PRI, en su mayoría, mantiene posiciones ambiguas, aunque eventualmente conciliadoras. En tanto, que el panismo, manifiesta su absoluto rechazo a esa agenda legislativa.

Las élites eclesiásticas del Estado de México han impuesto su jerarquía frente a El Vaticano. El pasado fin de semana, la diócesis de Toluca se convirtió en Iglesia Metropolitana, y de paso, Francisco Chavolla fue nombrado primer arzobispo metropolitano de Toluca. La ascendencia de la capital mexiquense entre la Iglesia Católica impondrá su jerarquía desde Atlacomulco hasta Tenancingo y Cuernavaca. Aquí, donde la predominancia de la Iglesia católica ha sido sustancial para resistirse al matrimonio igualitario, y eventualmente la despenalización del aborto, que ha tomado relevancia en la agenda pública.

Ni duda cabe que el Papa Francisco tiene un afecto especial con México, y particularmente por las élites religiosas y políticas mexiquenses. La única visita que registró el actual Papa lo hizo por Ecatepec, donde incluso encabezó una misa para miles de feligreses. En paralelo, no se debe pasar por alto que el arzobispo primado de México es Carlos Aguiar Retes, quien era obispo de Tlalnepantla desde la gubernatura de Peña Nieto.

Comentarios a [email protected]

Comentarios

comentarios