Inicio Off The Record OFF THE RECORD

OFF THE RECORD

1420
Instituto Electoral. Foto Agencia MVT.

Toluca, Edomex. 22 de octubre de 2015.- A pesar del llamado a la austeridad presupuestal del año entrante, hay quienes buscan hacer de éste un cierre fiscal lleno de despilfarros y gastos onerosos. Inundados por el espíritu navideño, el Consejo General del Instituto Electoral del Estado de México contempla escribir su carta a Santa Claus, cuya petición antes de que concluya el año abarca la compra de siete camionetas de lujo, para el consejero presidente y el resto de sus seis compañeros. El costo de cada vehículo oscila los 400 mil pesos, por lo que el gasto total alcanzaría los 3 millones de pesos.

Los actuales consejeros electorales heredaron de sus antecesores camionetas que fueron adquiridas hace apenas tres años, es decir son modelo 2012, pero a decir de algunos consejeros éstas ya están pasadas de modas, y para algunos otros se trata de camionetas ya “muy corridas”. En su carta que dejarán bajo el árbol navideño, los consejeros electorales sostienen que requieren de autos funcionales que les permitan desarrollar sus actividades de mejor manera. Como órgano autónomo, sólo requieren de su voto mayoritario para hacer la compra, donde el único que ha mostrado resistencia es el consejero Gabriel Corona Armenta.

 Foto Agencia MVT.
Foto Agencia MVT.

La adquisición de autos ya ha sido aprobada por la junta general del IEEM y en las próximas semanas se podría materializar la compra de las unidades. El monto económico no es un problema, pues el órgano electoral cuenta con suficiencia presupuestal. En las pasadas elecciones, por ejemplo, al contar con una casilla única en coordinación con el INE, se generaron ahorros que les han dejado un remanente para gastar en las camionetas último modelo. El argumento parece simple, de utilizar estos recursos a reintegrarlos a la Secretaría de Finanzas, los consejeros optaron por la primera.

Un gasto que parece innecesario, como la compra de camionetas para los consejeros electorales, se queda corto cuando en su presupuesto del año entrante se ha proyectado casi 10 millones de pesos en combustibles y seis millones en telefonía convencional y celular. Otro de los gastos del presupuesto 2016, integra 8 millones para el pago de la organización de “ceremonias oficiales”, 5 millones el gasto para “traslados terrestres” y 4.5 millones para “viáticos nacionales”. En el colmo del despilfarro del dinero público, el órgano electoral agrega 200 mil pesos para “medicamentos y productos farmacéuticos” y 5 millones para “vestuario”. Eso es saber vivir del presupuesto.

———————–

La diputada federal, Guadalupe Alcántara Rojas fue designada como Coordinadora de Diputados PRI ante la CNOP Nacional. Dentro de la bancada de legisladores federales, será el vínculo con el sector priísta más amplio, que representa a Obreros y Profesionales, el cual representa la senadora neolonesa Cristina Díaz. El nombramiento fue avalado por dos mexiquenses, César Camacho -en su calidad de coordinador de la fracción legislativa del PRI- y Carolina Monroy del Mazo -secretaria general del PRI-.

Guadalupe Alcántara -al igual que Carolina Monroy- es originaria de Atlacomulco, tierra natal del presidente Enrique Peña. Para mayores referencias, la legisladora priísta es hermana de Roberto Alcántara, uno de los empresarios consentidos del sexenio peñista, que lo mismo es propietario de Viva Aerobús, acciones del grupo español Prisa, y concesionario de sistemas de cobro en diversas carreteras del país. Los vínculos entre empresarios y políticos cada vez parecen más estrechos bajo la ruta del dinero. A Guadalupe Alcántara hay que comenzarla a seguir de cerca.

Comentarios a [email protected]

Comentarios

comentarios