Inicio Off The Record OFF THE RECORD

OFF THE RECORD

737
Compartir

Toluca, Edomex. 17 de mayo de 2018.- Frente al clima de inseguridad que ha derivado en asesinatos a tres candidatos de elección popular, ha trascendido que en las últimas horas, Daniel Sámano Jiménez, candidato del PRI  a la presidencia municipal de Acambay habría solicitado seguridad especial ante la Secretaría General de Gobierno. Ubicado en la zona norte del Estado, donde los índices delictivos no resultan alarmantes, Sámano ha preferido asumir acciones que refuercen su seguridad personal cuando falta una semana para el arranque formal de las campañas electorales.

Daniel Sámano es hijo de Miguel Sámano Peralta -exsecretario particular del exgobernador Arturo Montiel-. En los últimos cuatro años, Sámano Jiménez era coordinador de evaluación de los gobiernos municipales de la región Metepec – Tenango del Valle. En enero pasado presentó su renuncia al cargo, para convertirse en candidato del PRI a la presidencia municipal de Acambay, en donde su padre ha sido diputado federal y local. Acambay tiene amplia importancia política si se considera que es la tierra de origen de la familia Peña, a la que pertenece Enrique Peña Nieto.

En los corrillos políticos del PRI se asume con preocupación la incidencia delictiva en agravio de la clase gobernante, en medio de una efervescencia electoral que los pone en un alto grado de vulnerabilidad. Lo cierto es que a pesar del discurso público de las autoridades mexiquenses por brindar seguridad a los actores políticos que así lo requieran, en corto, los candidatos no han recibido una atención o un ofrecimiento formal o institucional para salvaguardar su integridad. En los hechos, se asume con desdén los actos violentos que han cimbrado a la clase política durante las últimas semanas y que enrarece el clima electoral.

En tanto, el Instituto Electoral del Estado de México se advierte omiso de la violencia política que prevalece desde la elección de gobernador. Desde el año pasado se registró la ocurrencia de acciones que pretendieron inhibir la participación ciudadana en plena jornada electoral. Conforme arranquen las campañas electorales, resulta inadmisible que los actores políticos sean parte del problema y no de la solución para fomentar un ambiente armónico en el transcurso de las campañas electorales.

Los mayores focos de atención se concentran en la zona nororiente del Estado. Allá en Chimalhuacán, en donde la presencia de grupos de choque como Antorcha Campesina han generado siempre un ambiente ríspido y rijoso en plenos procesos electorales o incluso en cambios de gobierno. Lo mismo que en municipios como San Salvador Atenco, en donde el debate público sobre el Aeropuerto Internacional en Texcoco provocó hace más de 15 años en la cancelación de las elecciones como una muestra de rechazo absoluto a dicho proyecto de infraestructura. Ahí también, en Tenango del Aire ya se registró en semanas recientes el asesinato del candidato de Morena a la presidencia municipal.

 

Comentarios a contacto@planamayor.com.mx

 

 

 

Comentarios

comentarios