Inicio Destacados OFF THE RECORD 14-07-2020

OFF THE RECORD 14-07-2020

1082

Toluca, Edomex; 14 de julio de 2020.- Todavía resulta impredecible saber cómo será la relación de la administración de López Obrador con los gobernadores de oposición en pleno proceso electoral. La cordialidad que prevalece entre Andrés Manuel y Alfredo Del Mazo podría verse con mucha fragilidad en la medida que se acerquen los comicios de 2021. Aunque ambos tienen el objetivo de ganar para sus partidos en las elecciones intermedias, hay dos propósitos distantes: el tabasqueño apostará por triunfar principalmente los distritos federales; el mexiquense irá por los municipios.

Los caminos se cruzarán. El gran encono electoral del año próximo será entre Morena y PRI, a pesar de la cordialidad que existe entre ambos partidos. Es muy probable que el discurso entre dirigentes partidistas y candidatos vaya encaminado a las acusaciones mutuas. Al menos en 30 municipios, la contienda será entre morenistas y priístas. Es ahí donde los golpes bajos y la batalla de las estructuras electorales será definitiva para conseguir el triunfo en las urnas.

Superados los comicios intermedios, López Obrador y Del Mazo volverán al buen trato entre gobiernos. Hay muchos puntos en común que los unen: al menos el aeropuerto de Santa Lucía y el tren México – Toluca. Pero la mayor irrupción podría ocurrir en 2023, cuando venga la elección por la gubernatura mexiquense. El PRI buscará aferrarse al triunfo de su último reducto y gran bastión electoral. Morena pretende arrebatar el mayor granero de votos.

——————–

La situación económica por la que atraviesan miles de mexiquenses es muy compleja. Se calcula que al menos 100 mil personas han perdido su empleo. Una cifra semejante, dedicada al autoempleo ha visto una disminución de sus ingresos durante la contingencia sanitaria. Los incentivos fiscales ayudan a salvar algunas fuentes de trabajo, pero en la base de la pirámide social no hay condiciones para mejorar los ingresos de quienes menos tienen. La reactivación económica será muy lenta. Julio pinta con un escenario negativo.

El programa de desempleo impulsado por el gobierno mexiquense ha venido a generar más dudas que un apoyo social. Muy similar a cuando se lanzó el Salario Rosa, todo pareció una simulación en la convocatoria y el registro. Hay cientos de casos, donde se ha demostrado que el Salario Rosa no sólo es para amas de casa: se entrega a mujeres con ingresos propios, pero privilegia a las clientelas del partido en el poder. Ojalá el programa de desempleo no sea una réplica de prácticas clientelares disfrazadas de apoyos asistenciales.

En medio de la crisis sanitaria y social, es urgente que los gobiernos transparenten la aplicación de sus programas asistenciales. Que los beneficiarios sean quienes más lo necesiten. Que las reglas de operación sean claras. Y que los gobiernos y los gobernantes dejen de pensar en las elecciones próximas.

Comentarios a [email protected]

Comentarios

comentarios