Inicio Off The Record OFF THE RECORD

OFF THE RECORD

275
Compartir

Toluca, Edomex. 14 de mayo de 2019.- Por conveniencia política, Alfredo Del Mazo ha acentuado un distanciamiento respecto de su paisano, el expresidente Enrique Peña Nieto. En los últimos seis meses, el mandatario estatal ha mutado para apoyar incansablemente los proyectos políticos, legislativos y de infraestructura de López Obrador. Su afinidad política trasciende los efectos discursivos y se instala en la ejecución de acciones. El peñismo paulatinamente queda en el olvido, en el ostracismo y en la lejanía hasta familiar.

Una semana, vemos a Alfredo Del Mazo en respaldo del aeropuerto en Santa Lucía. Y a los pocos días, Andrés Manuel le ofrece disculpas por imputaciones imprecisas a su padre. Pero trasciende el mensaje. Del Mazo facilita las obras del entorno aeroportuario. Destinará presupuesto e incluso desvía su atención en esa prioridad. Su gabinete participa activamente con los gobiernos Federal y de la Ciudad de México para hacer que el aeropuerto pueda realizarse.

Ayer, Del Mazo mostró su beneplácito con la reforma educativa. Las modificaciones legales sepultaron la reforma peñista del sexenio pasado. En tribuna, Ana Lilia resultó defensora de los intereses delmacistas. La bancada priísta mexiquense votó en bloque. Sólo Jorge Corona sufragó en contra desde la fracción Verde. Eruviel se sumó desde el Senado para avalar el proyecto morenista. La Legislatura estatal deberá aprobar la reforma sin contratiempos.

Antes, Del Mazo apoyó el combate contra el huachicoleo, y soportó el desabastecimiento de combustible en gasolineras mexiquenses. También mandó a sus legisladores votar a favor de la Guardia Nacional. Andrés Manuel le devuelve el guiño. La presencia militar se ha pronunciado en zonas violentas. Aquí se han lanzado algunos programas sociales; y se respaldarán obras de infraestructura del proyecto delmacista.

——————–

La temporada de sequía se ha prolongado en el país. La emergencia se ha registrado con un gran número de incendios en el Valle de México, que han generado una severa contaminación ambiental. A lo largo del fin de semana, muchas autoridades estatales y municipales simplemente fueron omisas y hoy el problema no se ha resuelto. Lo cierto es que, la alerta ambiental no respeta límites geográficos a pesar de que algunos alcaldes sí hicieron la tarea.

En Huixquilucan, el alcalde Enrique Vargas, asistió personalmente a supervisar el combate de los incendios que se efectuaron en su territorio. Con una comunicación constante, mediante sus redes sociales, trató de informar, atender y dar recomendaciones a la población. En contraste, Jorge Rescala, secretario del Medio Ambiente estatal, desapareció todo el fin de semana de las redes sociales, quizá por el descanso obligado de su community manager.

Comentarios a contacto@planamayor.com.mx

Comentarios

comentarios