Toluca, Edomex. 12 de marzo de 2015.- La gran incógnita en el gabinete de Eruviel Ávila es quién tomará el control político de su gobierno, luego de la salida anunciada de Raymundo Martínez, y la intempestiva dimisión de Erasto. Si la lógica responde al origen eruvielista, la balanza se inclina hacia la Secretaría de Desarrollo Urbano que encabeza Alfredo Torres, tutor político del hoy mandatario mexiquense. Está claro que ni Manzur ni su grupo entran en la confianza de Ávila para cederles la estafeta del poder.

Lo cierto es que a Eruviel lo han dejado solo. Cuando apostó a un gobierno de transición, al menos cuatro le renunciaron por irse con Peña: Nemer, Castillo, Murrieta y O´Shea. Luego le desmantelaron el gabinete de seguridad por razones de crisis y se fueron Efrén, Contreras y Rocío. Hoy, entrampado por buscar el control político de la legislatura y el PRI, debió prescindir de sus pilares de gobierno: Erasto y Raymundo. Sin un gabinete consistente, parecen estar claras las causas sobre  los tumbos de un gobierno.

———————

Este jueves será de amplias definiciones en el PRI. Simple y llanamente el partido dará a conocer la procedencia de los registros de quienes aspiran a ser candidatos a presidentes municipales, síndicos y regidores. En resumen, se desecharán todos aquellos indisciplinados que pretendieron inscribirse pero que no estaban en los planes del tricolor. Los que sobrevivan serán en automático las planillas que contenderán en los comicios de junio.

De último momento, en la última semana, a muchos candidatos los bajaron y a otros los incrustaron, pero fueron razones vinculadas con la equidad de género o el reparto de grupos políticos. Los 125 candidatos a alcaldes parecen inamovibles. Con las listas de procedencia podrían darse mayores pistas sobre el futuro político de Erasto: ¿candidato u operador del PRI?

———————

Cuando las olas parecían calmarse, Juan Armando Hinojosa -uno de los contratistas favoritos del peñismo y vendedor de la Casa Blanca y la casa de Malinalco-, podría ser investigado por su presunto conflicto de interés a través de una comisión especial que sería creada en la Cámara de Diputados Federal, luego de un amplio debate por la presunta malversación de recursos públicos en que se han enfrascado Guillermo Padrés -gobernador panista de Sonora- y Claudia Pavlovich -candidata priísta a la gubernatura de ese estado-.

En la rebatinga entre priístas y panistas, la bancada del Morena salió al quite y exigió instalar una comisión investigadora del Grupo Higa. Aunque de inicio, el priísta Manlio Fabio Beltrones cerró la posibilidad, al final cedió a los argumentos, y abrió la puerta para que la próxima semana se delibere sobre esa petición. A la creación de la comisión por el Grupo Higa se podría sumar la bancada del PAN. Juan Armando de nuevo al ojo del huracán.

Comentarios a [email protected]

Comentarios

comentarios