Inicio Off The Record OFF THE RECORD

OFF THE RECORD

3500
Alejandra del Moral. Foto Agencia MVT.

Toluca, Edomex. 08 de septiembre de 2017.- En la víspera del ascenso al poder del priísta, Alfredo del Mazo Maza, hay un fuego amigo entre los grupos más cercanos al gobernador electo. En esa lógica, el impresentable Juan Pedro García -quien estuvo a cargo de la estructura Fortalecimiento Partidista (+FP)- ha lanzado sus baterías en contra de la exidirigente estatal priísta, Alejandra del Moral. La intentona de Juan Pedro es deslizar a la izcallense del círculo de influencia delmacista.

Los diferendos entre Alejandra del Moral y Juan Pedro García se remontan a la contienda electoral de Querétaro del año 2015. Entonces, Juan Pedro estuvo como operador político del candidato panista y hoy gobernador, Francisco Domínguez Servién.  En esa elección, el priísta Paul Ospital Carrera -esposo de Alejandra del Moral- fue candidato a diputado federal, pero sucumbió frente al candidato panista Gerardo Cuanalo Santos. Desde entonces, Ospital -hoy secretario particular del exgobernador, César Camacho-, achaca las causas de su derrota al oficio político de fontanería del propio Juan Pedro García.

Juan Pedro García, el operador delmacista.

En lo privado, Juan Pedro reconoce que es un operador sin militancia, pero asume que su oficio le alcanzará para colarse al gabinete. Su cercanía con Alfredo del Mazo se remonta al año 2009, cuando fue encargado del activismo electoral del priísta en su campaña por la alcaldía de Huixquilucan. Ya en el gabinete delmacista fue nombrado como director de gobierno. Por ahora, influye en mantener su estructura de cara a la elección del año entrante. La incógnita, es si lo hace con la anuencia del dirigente estatal priísta, Ernesto Nemer.

Alejandra del Moral, por su parte, aunque ha dejado de ser presidenta del priísmo, mantiene articulación con Del Mazo. Muchos sienten obligada su incorporación al gabinete por varios factores: su papel de esquirol en la campaña, su cercanía con el canciller Videgaray, el arropo de César Camacho por vía de Paul Ospital, y la confianza ganada de Alfredo. A eso se agrega, que Del Moral renunció al gabinete eruvielista por irse al PRI en plena campaña.

————

El ungimiento de Ana Lilia Herrera como presidenta de la Junta de Coordinación Política en el Senado de la República implica para muchos la recompensa a su papel de precandidata a gobernadora. Ahí estaría ya el pago para ella y su grupo político. Y no habrá más para los suyos en el gabinete delmacista. Desde Los Pinos se habría operado el ascenso de Ana Lilia.

A eso se agrega, el rumor desatado en las últimas horas de que Emilio Gamboa se incorpore al gabinete peñista a partir de la próxima semana. De confirmarse la especie, muy caro habría vendido Gamboa su lugar en el Senado de la República, y más preocupante será la señal para el gobernador Eruviel Ávila, quien fue descartado de la contienda presidencial por un posible integrante del gabinete peñista en la recta final de su mandato, y cuando están por tomarse definiciones electorales.

 

 

Comentarios a [email protected]

 

Comentarios

comentarios