Inicio Off The Record OFF THE RECORD

OFF THE RECORD

219
Compartir
Victorino Barrios

Toluca, Edomex. 4 de abril de 2019.- La inminente y posible salida del auditor superior del Estado de México, Fernando Baz Ferreira, podría derivar en una serie de ajustes en las posiciones de toma de decisiones del Poder Legislativo. La mayoría de Morena impondrá su mayoría legislativa para cimbrar otras áreas, entre las que se ha insistido la Oficialía Mayor, la Contraloría Interna, Comunicación Social, el Inesle y lo que se acumule. No pasaron más de siete meses para hacer valer su hegemonía y su contrapeso.

Ahora sí Morena podría dar un golpe de autoridad en el contrapeso que debe ejercer desde la Cámara de Diputados. En julio pasado, los electores decidieron darle una hegemonía que responda a una real división de poderes. Hoy, Morena y sus aliados políticos tienen las condiciones para relegar al priísmo, que durante la última década concentró poder y decidió casi unilateralmente a partir de su aplastante mayoría. Hoy las condiciones son distantes y distintas.

Sin duda, hay muchas de esas posiciones enquistadas durante las últimas dos décadas, en donde no sólo se hace necesario sino hasta urgente un reajuste entre sus titulares que permita generar acciones de cambio. La permanencia de quienes hoy detentan esas direcciones, casi como cargos vitalicios, ha derivado en una perniciosa posición de poder político en donde prevalece la complacencia, la omisión y la connivencia entre quienes deberían ser un contrapeso del Poder Ejecutivo y los alcaldes.

Mal haría Morena, si en verdad quiere generar una transformación en el Poder Legislativo, si la decisión de ajustar las piezas va encaminada a simples componendas con las demás fracciones legislativas. Se debe asumir, que se requieren nuevos titulares con los perfiles profesionales del encargo, y no caer en la tentación de repartir las áreas como un pastel de poder. La decisión más fácil es remover a quienes llevan ahí años, bajo el argumento de la ineficiencia o de la complicidad. Lo más difícil es la nueva designación de posiciones.

——————-

Ayer, el Fiscal General de Justicia, Alejandro Gómez Sánchez se reunió con Raciel López Salazar, el nuevo delegado de la Fiscalía General de la República. De a poco el gobierno federal va haciendo nombramientos en las delegaciones federales. Los delegados federales se integran con un bajo perfil. Es su obligada aparición pública con otras instituciones lo que los da a conocer. La intención de reunirse estuvo encaminada al discurso de siempre: coordinación, intercambio de información, acciones conjuntas.

A propósito de los pretendidos ajustes que impulsa Morena, hay algunas voces que insisten en la salida de Alejandro Gómez Sánchez, cuyo encargo estaría asegurado hasta el 2023. En medio de los ajustes, la Fiscalía de Justicia podría aparecer en los funcionarios mal evaluados para la mayoría morenista.

Comentarios a contacto@planamayor.com.mx

Comentarios

comentarios