Inicio Off The Record OFF THE RECORD

OFF THE RECORD

881

Toluca, Edomex. 3 de abril de 2019.- El Estado de México navega contracorriente. Ayer, cuando se oficializó la creación del Sindicato Petromex, la primera agrupación petrolera ajena al priísmo, en el Estado de México los sindicatos vinculados al corporativismo orquestaban su propia fiesta. Mientras por un lado se abre camino de democracia sindical y se pregona ir contra los privilegios y malos manejos de Carlos Romero Deschamps; en la tierra mexiquense Abel Domínguez Rivero y Armando Neyra celebraban el cumpleaños de Fernando Alberto García Cuevas yerno del finado Leonel Domínguez Rivero. Tuvieron testigo de honor: Martha Hilda González Calderón, quien difundió el festejo en sus redes sociales.

La fotografía es reveladora: Abel Domínguez, se asume como presidente vitalicio de la CTC; lo mismo que Armando Neyra Chávez, presidente vitalicio de la CTM en la entidad. La democracia aquí no existe, no importa, no se contempla. Tampoco hay visos de disidencia y sí de absoluta complacencia. Y en la complicidad, Abel Domínguez Azuz, que ya se asume como heredero de la CTC, surgida desde el sexenio hankista. Los sindicatos vistos como parcelas del poder público y también del poder económico.

————-

A propósito de asuntos sindicales, resulta inquietante la indiferencia con que se han mantenido tres huelgas en igual número de instituciones de educación superior por poco más de dos meses. Ahí están involucrados docentes y alumnos mexiquenses. Hasta ahora, las demandas laborales parecen inalcanzables para las limitaciones presupuestales que pudieran enfrentar las universidades. Lo que es innegable es la precarización salarial por la que atraviesan sindicatos académicos de todo el país desde hace algunos años.

Es en los bajos salarios donde se concentran hoy las huelgas laborales. Entrampados en darle salida a una legítima demanda. Los alumnos sin clases, proyectos de investigación detenidos. La negociación depende de las universidades, y en algunos casos de la autoridad federal. Sin embargo, las autoridades estatales y los diputados locales, no dicen nada por desconocimiento o conveniencia, con todo y que los afectados son académicos y estudiantes mexiquenses.

—————–

Han pasado más de noventa días de los cambios de gobierno en los municipios mexiquenses, y la delincuencia está desatada. Sin duda, no se pueden revertir tendencias en escasos tres meses de mandato. Lo que sí es una exigencia es un cambio de estrategia en lo inmediato, porque lo que se ha intentado en las últimas décadas simplemente no funciona. Los mexiquenses se sienten más inseguros que el año pasado. Aquí no bastan ni las promesas ni los discursos.

Comentarios a [email protected]

Comentarios

comentarios