Inicio Política Niegan “moches” de Morena en Legislatura del Edomex

Niegan “moches” de Morena en Legislatura del Edomex

414
Compartir
Diputados de Morena, Foto Crisanta Espinosa, Agencia MVT

Redacción

Naucalpan, Edomex. 09 de abril de 2019.- El grupo parlamentario del Movimiento de Regeneración Nacional (Morena) en la LX Legislatura del Estado de México, calificó como “falsos los señalamientos sobre presuntos moches” adjudicados en un medio de circulación nacional al coordinador parlamentario, Maurilio Hernández González, los cuales advirtieron como estrategia del PRI mexiquense para debilitar su mayoría legislativa.

En un comunicado de medios, los diputados locales Karina Labastida y Faustino de la Cruz Pérez sostuvieron que existe la intención para evitar el debate sobre asuntos como reformas a la UAEM, al ISSEMyM, reestructurar al OSFEM y realizar auditorías especiales a diversas dependencias.

Este martes, a través de la columna de trascendidos políticos Templo Mayor del periódico Reforma, se filtró y difundió información sobre el supuesto moche de 11 diputados al coordinador de la bancada, Maurilio Hernández, con hasta la mitad de su dieta.

La vicecoordinadora de bancada, Karina Labastida, calificó las acusaciones como campaña de golpeteo y pidió presentar pruebas del supuesto moche a 11 diputados de Morena.

“Hay un golpeteo que no es de ahorita, sino a partir de qué llegamos a la Cámara; si los diputados han sido víctimas de moche que acudan a las instancias correspondientes a hacer las denuncias, pero también es prudente que el medio que hizo estas acusaciones presente pruebas porque no se vale aventar la piedra y esconder la mano”.

Por su parte, el diputado, Faustino de la Cruz explicó que algunos diputados de Morena han recibido acercamientos de diputados tricolores o mensajeros del gobierno mexiquense, para ponerse a sus órdenes, a cambio de tener una relación política

“Los señalamientos son parte de la estrategia para debilitar al coordinador, y de los ofrecimientos que hay del Gobierno del Estado de ponerse a las órdenes de los diputados, de dar todo a cambio de que faciliten las posiciones y crear las condiciones para que se dé una fracción independiente como se dio en el periodo de Arturo Montiel”, lanzó el legislador morenista.

La posible fractura morenista

La escisión de la fracción legislativa de Morena en el congreso mexiquense comenzó el pasado 26 de febrero, cuando renunció la diputada Claudia González Cerón a la bancada morenista para sumarse al PRD.

Mientras que el pasado 19 de marzo, la diputada Crista Amanda Spohn Gotzel hizo pública su renuncia al grupo parlamentario de Morena para sumarse a la bancada del Partido del Trabajo, por considerar que podrá tener mayor desarrollo político en su nueva fracción legislativa.

Antes, el 28 de febrero del año en curso, cuatro diputados locales que pertenecían al Partido Encuentro Social (PES) se declararon independientes al acusar imposición de su dirigencia nacional para nombrar a un nuevo coordinador parlamentario en el Congreso del Estado de México.

Carlos Loman Delgado, Juana Felipa Arias Calderón, Rosa María Pineda Campos y Juan Carlos Soto Ibarra, informaron que dejaban el grupo parlamentario del PES, luego de que fue designada la diputada Julieta Villalpando Riquelme –que llegó al Congreso bajo las siglas del PT—como la nueva coordinadora del PES.

Actualmente, la Legislatura local quedó de la siguiente manera: 36 diputados de Morena; 12 del PRI; 9 del PT; 7 del PAN; 4 Independientes; 3 del PRD; 2 del PVEM y 2 del PES.

A estas nuevas acusaciones de trascendidos periodísticos, se debe añadir que el pasado 11 de marzo, un total de treinta y tres legisladores de Morena fueron citados por la Comisión de Honor y Justicia del partido, para explicar las razones de por qué aprobaron mantener el impuesto de la tenencia vehicular en la entidad y avalar un incremento al costo del trámite de refrendo anual de placas, cuando en campaña habían prometido lo contrario.

El recuerdo del panismo independiente

La estrategia advertida por Morena en la Legislatura del Estado de México se remite a la creación de una fracción independiente en el sexenio del gobernador Arturo Montiel, a través de la ruptura de la entonces bancada mayoritaria, la del PAN, que entonces gozaba de la alternancia en el poder presidencial tras el triunfo de Vicente Fox Quesada.

El 12 de marzo del año 2001, un total de 12 diputados locales del PAN anunciaron su salida del partido y oficializaron la creación de una bancada independiente al interior de la legislatura mexiquense. Días después se formalizó la salida de Domingo de Guzmán, quien se convertiría en el coordinador de dicha fracción.

La bancada blanquiazul, que de inicio contaba con 29 diputados, se quedó con 16 curules. Entonces, la Legislatura local quedó conformada con una mayoría priísta que tenía 25 legisladores, el PAN y el PRD con igualdad de fuerzas políticas con 16 diputados. La nueva fracción independiente emergió como la cuarta fuerza con 13 curules.

Comentarios

comentarios