Inicio Destacados Mientras el diablo descansa…

Mientras el diablo descansa…

989

Por Juan Carlos Cartagena Abaurre

El descanso por fecha FIFA y calendario parecía poner en calma las aguas del Deportivo Toluca, pero el año turbio que han tenido no puede tener más que oleaje alto, que sigue llevándose peces, algunos gordos, otros más flacos, y uno que otro Güero. Aquí un corte de caja, en el receso del diablo.

Al diablo no le gustan güeros

Desde septiembre estaba decidido, con el fin del contrato y el ascenso de Antonio Naelson Sinha, José Luis Real no seguirá en la institución. La versión oficial será el fin del acuerdo, aunque en realidad hay otras versiones que me “rolaron” mis gurús, que apuntan a que Sinha notó cosas que le desagradaron de la forma de trabajo, y no sólo en cuestiones de campo.

El estilo Sinha

El primer golpe de autoridad de Antonio Naelson “Sinha” fue darle respaldo el resto del torneo a Ricardo Antonio La Volpe. Después, la de los hermanos Real. Fiel a su estilo en el campo, Antonio va driblando y siempre directo, con paso lento pero firme, recortando con habilidad. No sé cuál de los siguientes pasos que tiene pensado sea el que pueda dar, pero seguro que sabe que el monopolio de los extranjeros es uno clave. Su idea es que el equipo gane, sin importar quien meta los goles; es el estilo Sinha.

Rafa ronda el estadio

Rafa Puente del Río visitó el estadio el jueves pasado; está claro que es una de las opciones, sin embargo, será hasta diciembre cuando Sinha tome una decisión sobre la reestructuración, donde La Volpe es pieza fundamental. Ya les estaré contando cuál sería el plan A, B, y hasta el C.

Auditoría de demonio

Otro de mis gurús me dice que el año pasado la auditoría del Toluca provocó la salida de “Adrianita”, cómo le llamaban de cariño, y quien al parecer ya duerme en la cárcel, porque era una buena cifra la que no cuadraba en los balances, y ella cargó con la culpa. Para este año, también hubo cosas que se encontraron, veremos donde terminan los infractores.

Conclusión

La llegada de Sinha representó mano dura, tal como se necesitaba; quizá su plan se lleve a personas que uno no esperaba. Eso sí, aunque Toño era un mago en el campo, no se puede esperar que así de rápido venga el cambio, muy a pesar de lo veloz que está actuando el director deportivo. Valentín lo sabe, y también sabe lo que Ricardo puede darle en el futuro a la institución, trabajando con jóvenes.

Gracias por leerme y jugar conmigo.

Comentarios

comentarios