Inicio Destacados Jugamos vs el COVID 19

Jugamos vs el COVID 19

667

Por Juan Carlos Cartagena Abaurre

Siempre he dicho que no hay rival débil por pequeño que sea. Jugamos un partido clave, ante uno de esos pequeños pero peligrosos enemigos, se llama Covid 19. Es necesario olvidarnos de problemas de vestidor, creencias, colores, etc. Si el DT ha determinado el plan para ganar, y aún sin gustarnos el juego “ratonero”, defensivo, precavido, será necesario hacer caso y defendernos como nos indica.

Tú, tanto que criticaste a tu equipo por no hacer valer la localía, te corresponde hacerte fuerte en casa. Guardarte el tiempo que dure el juego con todo y lo que agregue el árbitro; además sin reclamar.

La Volpe siempre buscaba salir jugando con limpieza; ahora lo importante será cuando regreses, porque las entradas sucias, sobre todo de las manos, no están permitidas en este plan de juego. No importa si no eres Víctor Ruiz con el balón en los pies, pero si que lo seas con el jabón en las manos. Práctica y práctica lavarte las manos para mejorar la técnica.

Reclama la distancia como cuando notas que el árbitro no mira que la barrera está más cerca de lo permitido. Recuerda que el rival es rápido y silencioso al atacar, así que no juegues fuera de lugar y mejor NO SALGAS, NI TE EXPONGAS a una mala salida que no sea necesaria.

Abre las ventanas como cuando pedías que abrieran la cancha para aprovechar a Humoler o Carmona. Esta vez si es válido usar los codos, o mejor dicho, la parte interior para cubrirte del enemigo en un estornudo. Limpia la zona de trabajo como Sinha driblando rivales.

Si llegas salir que sea práctico: toca y te mueves, y hazlo con la velocidad de Vicente Sánchez. Cuando las defensas están bajas, mejor no te expongas. Tu desinfectante debe ser como “El bombón” Rosada, fuerte, mal encarado, seguro, impasable. Con eso no necesitarás el “doble 5” en contención.

Si existe algún lesionado: para el juego, sé solidario. Seguramente muy pronto estará de regreso en el campo.

¿Te acuerdas cómo era de peligroso Cardozo? Así de letal es nuestro rival, por eso hay que mantenerlo a raya, como Paulo siempre lo hizo en los momentos más complicados.

Acuérdate de esos ídolos cuando estemos defendiéndonos de este difícil rival y pronto dejaremos de dominar papel higiénico, hacerle túneles a las sillas, practicar tiro libre en las salas; a cambio, volveremos a gritar juntos en la tribuna, mentar madres, reunirnos en el la cancha del barrio, invitar al cine a tu pareja, salir con la familia. Recuerda que nuestro enemigo ataca con más fuerza a nuestras leyendas, así que cuida a los adultos mayores.

Así como exiges a tu equipo, es tiempo de exigirte, quedarte en casa y cuidarnos todos juntos.

Gracias por leerme y cuidarte conmigo.

 

Comentarios

comentarios