Inicio Destacados Guillermo Zamacona, el diputado que quebrantó la mayoría femenina de la LXI...

Guillermo Zamacona, el diputado que quebrantó la mayoría femenina de la LXI Legislatura del Edomex

287

Redacción

Toluca, Edomex; 6 de septiembre de 2021.- Guillermo Zamacona Urquiza, priísta oriundo de Huixquilucan, impuso sus intereses personales para impugnar la asignación de diputaciones de representación proporcional hecha en la víspera por la Sala Regional Toluca del TEPJF, y con ello reclamar de vuelta su constancia de mayoría y desplazar a su compañera de partido, María Rosa Hernández Arango, quien apenas pudo ser legisladora por unas horas.

Desde el pasado martes por la madrugada, los partidos políticos en su conjunto, así como los legisladores electos, presumieron a través de sus redes sociales que la LXI Legislatura del Estado de México sería histórica, por ser la primera conformada en su mayoría por mujeres: 38 diputadas y 37 legisladores.

La mañana del sábado 4 de septiembre, los 75 diputados locales instalaron la LXI Legislatura estatal, incluida una bancada priísta conformada por doce diputadas y once diputados; y citaron para el domingo 5 de septiembre a la sesión solemne de inicio del primer periodo ordinario de sesiones.

Sin embargo, la tarde del sábado, la Sala Superior del TEPJF resolvió una impugnación presentada por el Partido Revolucionario Institucional (PRI) que reclamaba la posición de Guillermo Zamacona Urquiza, un funcionario municipal que ascendió en la pirámide burocrática el trienio de Adrián Fuentes Villalobos, y que en la elección de junio pasada, fue derrotado por el panista, Diego Rosas, fallecido el 3 de agosto.

Por mayoría de votos, el órgano jurisdiccional determinó regresar su posición a Guillermo Zamacona; y retiró la constancia de mayoría a María Rosa Hernández Arango, quien ya había rendido protesta como legisladora unas horas antes.

Con la determinación de última hora, la Legislatura del Estado de México regresó a su estatus tradicional: la dominancia masculina, con 38 hombres y 37 mujeres.

El huixquiluquense Guillermo Zamacona, exsecretario de Finanzas en la dirigencia del priísmo local, será el diputado 75, y rendirá protesta en los próximos días, una vez que la Legislatura estatal sea notificada de la resolución jurisdiccional.

Este domingo 5 de septiembre, ni Zamacona ni Hernández Arango se presentaron a la sede del Poder Legislativo, y por tanto, no pudieron aparecer en la foto oficial con el gobernador Alfredo Del Mazo, la cual colgará en las restantes 22 oficinas de la bancada tricolor.

La discrepancia de criterios en los tribunales electorales

Durante las últimas semanas, fueron evidentes los criterios diferentes y distanciados utilizados por tres diversos órganos jurisdiccionales, lo que incidió de forma determinante en la conformación de la LXI Legislatura del Estado de México.

Por un lado, el Tribunal Electoral del Estado de México, le otorgó la diputación a Ruth Salinas determinó anular las constancias de mayoría de tres hombres: el petista Joel Cruz Canseco; el emecista, Martín Zepeda Hernández y el panista, Reneé Alfonso Rodríguez Yáñez, para nombrar en su lugar a Imelda López Montiel del PT; Ruth Salinas Reyes, de Movimiento Ciudadano; y María de los Ángeles Dávila Vargas, del PAN, respectivamente.

Quince días más tarde, la Sala Regional Toluca del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación ajustó la distribución de las diputaciones de representación proporcional, cuyos magistrados determinaron quitar una curul al PRD, otra al PT y una más PANAL, las cuales fueron reasignadas, dos a Morena y una al PRI.

En esa lógica, eliminaron de la lista de legisladores a Alba Berenice Rodríguez Sánchez; la petista Imelda Montiel, y Montserrat Ruiz Páez de Nueva Alianza.

En su posición, se ordenó expedir constancia de mayoría como diputadas electas a la priísta Montserrat Sobreyra Santos y a las morenistas Lourdes Jezabel Delgado Flores y a Edith Marisol Mercado Torres.

En esa misma sesión, los magistrados de la Sala Regional Toluca también hicieron ajustes en la asignación de las diputaciones para cumplir con la paridad de género, pero de forma sustantiva, para que en lugar de que haya 37 mujeres y 38 hombres, ahora sean 38 mujeres y 37 hombres.

El PAN, que era el partido que tenía mayor disparidad entre hombres y mujeres, se ordenó retirar la constancia a Héctor Quezada Quezada, para subir a sus correligionaria Miriam Escalona Piña. Del PRI, se ordenó bajar a Guillermo Zamacona Urquiza, para subir a María Rosa Hernández Arango, también del tricolor.

En un caso paradigmático, determinaron bajar de la diputación a Ruth Salinas Reyes, de Movimiento Ciudadano y reponer la diputación a Martín Zepeda Hernández, para no conculcar el derecho de los hombres también a acceder a la diputación.

Finalmente, la Sala Superior del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación resolvió anular la constancia de mayoría de María Rosa Hernández Arango, y devolverla a Guillermo Zamacona Urquiza, dentro de la fracción legislativa del PRI en la LXI Legislatura del Estado de México, por lo que dicho órgano parlamentario quedará integrado con 38 hombres y 37 mujeres.

Los magistrados electorales consideraron que, derivado de que la integración de la Legislatura mexiquense se conforma con un número impar no se puede llegar a la paridad de género sustantiva, es decir, 50 por ciento para un género y 50 por ciento para el otro género, por lo que se resolvió quedar con 51% para hombres y 49 para mujeres. Además se pidió que en la integración de la próxima legislatura, el porcentaje de la paridad, favorezca a las mujeres.

 

En 2009, un panista abrió paso a una mujer mazahua

El caso de Guillermo Zamacona no es el primero en el que un hombre desplaza a una mujer para formar parte de la Legislatura del Estado de México.

En el año 2009, el Instituto Electoral del Estado de México asignó las diputaciones de representación proporcional, en cuya integración favoreció a la panista, Florentina Salamanca Arellano, por el principio de primera minoría por el distrito de Ixtlahuaca.

Pese a su condición de mujer mazahua, los esfuerzos de su campaña quedaron a escasos siete mil votos del priísta, José Manzur Quiroga; el alto porcentaje de votación le otorgó su espacio en el Congreso local.

Entonces, el panista Daniel Oswaldo Álvarez Martínez, candidato a diputado suplente de Gustavo Parra Noriega reclamó una reasignación de posiciones ante los órganos jurisdiccionales.

A pesar de la alta votación obtenida por Parra Noriega, éste ya había sido designado diputado por lista; por lo que ya no había sido considerado en las posiciones de primera minoría, lo que había beneficiado a Florentina Salamanca.

Sin embargo, la impugnación de Daniel Álvarez dio un giro a la designación de la bancada panista; y quitó la constancia de mayoría a Salamanca. La resolución ocurrió la madrugada del 2 de septiembre, a escasas de horas de iniciar la LVII Legislatura del Estado de México.

Con la intervención de César Nava, dirigente nacional del PAN, se pudo convencer a Daniel Álvarez para que solicitara licencia a su cargo como diputado local.

Y con eso, abrió la puerta a la reasignación de Florentina Salamanca, quien rindió protesta como diputada local para el periodo 2009-2012.

Comentarios

comentarios