Inicio El Manual de Maquiavelo El Manual de Maquiavelo 13-05-2022

El Manual de Maquiavelo 13-05-2022

79

Francisco Ledesma / El tobogán panista

La ocasión que el PAN estuvo más cerca de ganar la gubernatura del Estado de México se registró el 4 de julio de 1999, cuando José Luis Durán Reveles alcanzó sumar un millón 146 mil votos, lo que representó el 35 por ciento de las preferencias electorales. Se quedó a 200 mil sufragios del ganador, el priísta, Arturo Montiel, quien se impuso en la elección más cerrada del siglo XX.

Tras la victoria presidencial de Vicente Fox, el panismo experimentó en tierras mexiquenses una debacle consistente que lo pone en una condición altamente vulnerable para los comicios de 2023, muy a pesar del discurso combativo de sus liderazgos más visibles, a quienes les incomoda la numeralia electoral.

Para el 2005, el PAN parecía llegar mejor preparado que seis años atrás. En apariencia, tenía el apoyo de la pareja presidencial; y un candidato altamente conocido y con buena imagen, en la figura de Rubén Mendoza que, según algunas encuestas arrancaba a la cabeza de las preferencias electorales.

La campaña electoral fue un desastre; Mendoza alcanzó apenas el 24 por ciento de las preferencias. El panismo perdió 200 mil votos con respecto a 1999. Con apenas 936 mil sufragios, estuvo más cerca del tercer lugar que del primero. Rebasó por 18 mil votos a la perredista, Yeidckol Polevnsky; mientras el priísta, Enrique Peña Nieto, le duplicó en sufragios. Ahí, fue el comienzo del fin.

Para las elecciones de 2011, corrían los tiempos en que el PAN y el PRD hacían alianzas para derrotar el resurgimiento priísta. Sedujeron a Eruviel Ávila, pero el ecatepense aprovechó esa condición y se convirtió en el ungido de Atlacomulco. El panismo recicló un candidato añejo con pésimos resultados.

Desde Palacio Nacional, Luis Felipe Bravo Mena hizo un proselitismo para el olvido. Contabilizó poco más de 598 mil votos; y arrumbó al panismo al tercer lugar. Fue superado por el perredista, Alejandro Encinas que sumó poco más de un millón de sufragios; Ávila lo tundió con una diferencia de cinco a uno.

Perdió 300 mil votos con relación a los comicios de 2005; y obtuvo el 12 por ciento de las preferencias, apenas 300 mil sufragios más que los votos nulos.

En 2017, la situación empeoró. La excandidata presidencial, Josefina Vázquez Mota se sacrificó como abanderada a la gubernatura, a cambio de asegurar una senaduría un año más tarde. Sumó 682 mil votos, lo que significó el 11 por ciento de las preferencias. El panismo sucumbió al cuarto lugar estatal.

Superada en 400 mil votos por el perredista, Juan Zepeda; fue rebasada por más de un millón de sufragios por Delfina Gómez y Alfredo Del Mazo.

La debacle ha sido sistemática, frente a la naturaleza del panismo que demuestra su incapacidad para construir estructuras electorales -a diferencia de priístas y morenistas-; y cuya esencia se ha erigido históricamente en lo ideológico.

En el peor de los escenarios, tras la elección presidencial de 2018 y la victoria abrumadora morenista, el PAN ha abandonado los principios doctrinarios que le dieron identidad en diversos sectores sociales, y ha tejido una alianza electoral con el PRI, su adversario histórico durante los últimos ochenta años.

Para el caso específico del Estado de México, el PAN tiene números electorales desfavorables, si el diseño de la alianza del 2023 se construye a partir de los resultados más recientes; que son datos tangibles por encima de cualquier encuesta de reconocimiento que mide simpatías coyunturales.

Su coalición con el priísmo mexiquense estará pensada en la supervivencia, por encima de siquiera pensar en la postulación de un candidato propio.

La tenebra

Los liderazgos panistas dicen que, entre los mexiquenses, encuentran una alta decepción frente al gobierno de López Obrador, lo cierto es que, el millón y medio de quienes votaron por la ratificación de mandato de abril pasado, rebasan al número de electores panistas de cualquier elección por la gubernatura en el Estado de México.

Comentarios

comentarios