Inicio Destacados Ecléctica 26-08-2020 / Septiembre, definición del futuro

Ecléctica 26-08-2020 / Septiembre, definición del futuro

547

Israel Dávila

En días recientes se presentaron ante la Legislatura del Estado de México dos iniciativas para reformar la Ley Orgánica Municipal y el Código Electoral de la entidad, con el fin de adelgazar la estructura de los gobiernos municipales, a través de la reducción del número de síndicos y regidores en los Ayuntamientos.

El argumento de los promoventes es generar ahorros presupuestales y reorientar el gasto que actualmente se hace en la nómina de los ediles hacia áreas de mayor impacto social como obra pública.

Las iniciativas surgieron a raíz del anuncio que hizo el senador Higinio Martínez Miranda (Morena), el pasado 10 de agosto en el Palacio Legislativo del estado, como parte de un proyecto de Reforma del Estado que impulsará esta fuerza política durante los próximos meses.

Un día después, el 11 de agosto, ingresó formalmente al Congreso la iniciativa para reformar principalmente, el artículo 16 de la Ley Orgánica Municipal y el 28 del Código Electoral.

El jueves 20 de agosto, un grupo de ciudadanos –que según los enterados militan en Morena y son cercanos al senador– presentaron otra iniciativa similar, también encaminada a reducir el número de regidores, y con ello lograr reducir el impacto económico que representan los sueldos de los ediles en los ayuntamientos.

En la propuesta de Higinio Martínez se propone eliminar de tajo a 660 regidores. Plantea que los municipios con menos de 150 mil habitantes –bajo este supuesto se encuentran 103 de los 125 municipios de la entidad- reduzcan de diez a sólo cinco regidores, -tres de mayoría y dos de representación proporcional-.

Los municipios de 150 mil a 500 mil habitantes –como Atizapán, Coacalco, Texcoco, Metepec , Tecámac  y diez más en la entidad– pasen de trece a sólo siete regidores –cuatro de mayoría y tres de representación proporcional-.

Los municipios de más de 500 mil habitantes –como Cuautitlán Izcalli, Chimalhuacán, Naucalpan, Tlalnepantla, Toluca, además de Ecatepec y Neza–  pasen de 16 y 19 regidores a sólo 9 ediles –cinco de mayoría y cuatro de representación proporcional-.

En tanto, “la iniciativa ciudadana” plantea dividir los 125 municipios en dos grupos, uno de menos de 500 mil habitantes, donde estarían 118 demarcaciones, y otro de más de 500 mil habitantes donde se ubicarían las siete restantes.

En los 118 municipios que integran el primer grupo sólo habría ocho regidores en cada ayuntamiento y en las siete demarcaciones de más de 500 mil habitantes, habría trece regidores por ayuntamiento, lo que daría un total de mil 35 ediles.

Lo anterior supone eliminar a 308 regidores de los mil 343 que existen actualmente.

Pero en “la iniciativa ciudadana” hay un detalle muy revelador. Los regidores de representación proporcional de cada ayuntamiento “se asignarían a la primera minoría” es decir, al partido que quedó en segundo lugar de la contienda.

El argumento que usan para darle cabida únicamente a un partido de oposición en los ayuntamientos es que solo se premie la alta competencia, “que lograrían aquellos partidos que presenten las mejores propuestas”.

Esto eliminaría de un plumazo la pluralidad dentro de los cabildos municipales y dejaría sin representación en los ayuntamientos a las minorías.

Hasta el momento, ninguna de las dos iniciativas se discute en comisiones de dictamen. Los pronunciamientos de los partidos opositores a Morena no han sido claros sobre estas propuestas. Solo el PAN ha declarado públicamente que se trata de ocurrencias y de antemano ha informado que su voto será en contra.

A Morena le faltaría un solo voto para hacer las modificaciones legales que se plantean en cualquiera de las iniciativas. Podría convencer a cualquiera de sus aliados de apoyar las reformas.

Sólo el gobernador Alfredo Del Mazo tendría la posibilidad de impedir que estas prosperaran.

El gobernador puede objetar la aprobación de estas modificaciones mediante el veto para no promulgarlas antes del 2 de octubre, que es la fecha límite para que estas se publiquen, y cobren vigencia para ser aplicadas durante el próximo proceso electoral.

A más tardar en seis semanas conoceremos si alguna de estas iniciativas prospera, al igual que la polémica propuesta para dividir Ecatepec en dos para crear el municipio 126 de la entidad, en Ciudad Azteca.

Pareciera poco tiempo, analizar y discutir iniciativas de tal trascendencia política para el futuro del estado. Septiembre tendrá días intensos y de muchas definiciones para lo que viene en el Estado de México.

 

Comentarios

comentarios