Oops! It appears that you have disabled your Javascript. In order for you to see this page as it is meant to appear, we ask that you please re-enable your Javascript!
Inicio Opinión #DíaDelMaestro, el desastre educativo de Nuño y Peña Nieto

#DíaDelMaestro, el desastre educativo de Nuño y Peña Nieto

259
Compartir
Foto Archivo. Agencia MVT

Jenaro Villamil / Homozapping

Aurelio Nuño, el consentido del gabinete de Enrique Peña Nieto, llegó a la Secretaría de Educación Pública pretendiendo emular a José Vasconcelos y terminó como Gustavo Díaz Ordaz, tras la matanza de Nochixtlán, Oaxaca.

Buscó capitalizar la polémica reforma educativa para aspirar a la candidatura presidencial y terminó como damnificado de la invención mediática de la niña Frida Sofía, con cargo a la Secretaría de Marina, mientras Televisa y la SEP se lavaron las manos.

Pretendió promover su imagen con miles de millones de pesos de la secretaría con mayor presupuesto del gobierno federal y ahora es acusado de despilfarro y de aplicar una #LeyChayote para comprar espacios en medios de comunicación con costo al propio sector.

Nuño nunca logró ser tomado en serio como candidato presidencial por sus propios colegas del gabinete y se dedicó a enfrentarse lo mismo a la CNTE que al SNTE convirtiendo a los más de un millón y medio de profesores sindicalizados del país en enemigos y no en aliados.

Ahora, como jefe de campaña de José Antonio Meade, ha trasladado su propio desprestigio y su mala relación con el magisterio a la debacle electoral del PRI. Basta ver el contraste de la recepción y el apoyo de los maestros a López Obrador con el desprecio hacia el exsecretario de Hacienda.

El escándalo del despilfarro de Nuño en medios de comunicación fue revivido por el periódico Reforma en días pasados, pero ya lo había publicado Proceso en dos entregas. Primero, en la edición del 13 de enero de este año, se documentó que el SNTE, bajo el liderazgo de Juan Díaz de la Torre, obtuvo fondos por 1 mil 960 millones de pesos que también se desviaron a los medios. Grupo Televisa recibió 187 millones 152 mil pesos por difundir “los beneficios y compromisos de la reforma educativa”.

En sólo 16 meses de gestión, Nuño gastó lo que ningún otro secretario había hecho en medios de comunicación, con la intención de reproducir la vieja fórmula del modelo Peña Nieto de “tele-candidato” en su ascenso a la nominación presidencial.

Del 27 de agosto de 2015 al 6 de diciembre de 2017, Aurelio Nuño como titular de la SEP destinó casi 2 mil millones de pesos, una friolera de 5 millones de pesos diarios en propaganda y un sobre ejercicio escandaloso de 2 mil 700 por ciento.

Tan sólo en sus primeros 4 meses como secretario, Nuño ordenó pagar 645 millones de pesos en “Gasto en Comunicación Social”, una cifra similar a los 678 millones de pesos que gastó su antecesor Emilio Chuayfett en 2 años y 8 meses. El “chico maravilla” de Los Pinos gastó esa cantidad en sólo 120 días para que lo cubrieran los medios electrónicos cada vez que visitaba una escuela.

Grupo Televisa fue la principal favorecida de este despilfarro. En esos 4 meses, recibió 112 millones de pesos, mientras TV Azteca facturó 73 millones de pesos, Grupo Imagen 48 millones, Grupo Radio Fórmula 40 millones de pesos, y El Universal captó 36 millones 33 mil pesos, según el reportaje especial de Julio C. Roa, publicado en Procesoen enero de este año.

Esta cantidad de recursos, según personal de la propia SEP, hubiera sido suficiente para construir 15 universidades de primer nivel, a un costo de 180 millones de pesos cada una, pero también hubiera servido para la reconstrucción de escuelas afectadas por los sismos de septiembre de 2017.

Según la propia SEP, 199 escuelas necesitaban reconstrucción total y más de 5 mil requerían reparaciones entre Oaxaca y Chiapas. En la Ciudad de México hubo un total de 759 escuelas con distintas afectaciones, pero sólo 9 necesitaban reconstrucción total. El costo aproximado de la reconstrucción parcial de las escuelas afectadas va de los 3 a los 9 millones de pesos, es decir, el equivalente a 1 o 2 días de promoción publicitaria que gastó Nuño.

Lo peor es que hasta abril y mayo de este año, en Oaxaca sólo habían avanzado en el 20 por ciento de la reconstrucción de las escuelas, según el periódico Noticias de esta entidad y el pasado 13 de mayo, el actual titular de la SEP, Otto Granados ordenó acelerar la reconstrucción total de las 9 escuelas con daño total en la Ciudad de México.

En otras palabras, la herencia de un sexenio de “reforma educativa” es la tensión política y la represión policiaca contra grupos magisteriales que han protestado abierta o soterradamente con estos cambios legislativos; el uso y abuso de la SEP como trampolín político y mediático, a costa del erario, que resultó un rotundo fracaso;  el despilfarro de dinero público para el ego de Aurelio Nuño que ahora ya ni como jefe de campaña de Meade está seguro.

En este día del maestro, Nuño y Peña no sólo están profundamente reprobados en materia educativa. Sembraron un clima de animadversión para criminalizar a los profesores, cuando debieron ser los aliados y los impulsores de una reforma que se volvió una contrarreforma.

Contenido original en: http://homozapping.com.mx/2018/05/diadelmaestro-el-desastre-educativo-de-nuno-y-pena-nieto/

 

Comentarios

comentarios