Inicio Juega Conmigo Adiós enfermedad. Bienvenidos Nachoriceros

Adiós enfermedad. Bienvenidos Nachoriceros

658

Por Juan Carlos Cartagena Abaurre

Luego de una semana muy sufrida, llena de incertidumbre y estrés, Toluca ve la luz al final del túnel; está “completo” y sin pretextos para iniciar la era Nacho Ambriz, que tanta ilusión le ha generado a su afición. Curiosamente su primer rival es el mismo que fue la cruz del régimen de Hernán Cristante. En la última plana del 2021 pedía salud y una copa. Lo primero llegó justo antes del arranque.

La difícil semana
Todo Toluca sufrió con los contagios por Covid. El lunes, los Diablos presentaron una fuerte ola de casos positivos, entre los que aparecía Leo Fernández; estos se unieron a otros tantos de la semana anterior. Aún con el aislamiento, la incertidumbre fue el pan de cada día de directivos, cuerpo técnico y jugadores. Al final, después de varias horas conectados en zoom y de las pruebas 72 horas antes del juego, que marca el reglamento, la Liga decidió un día, solo un día, para postergar el duelo ante Pumas.

El rival
Pumas no es el mismo equipo motivado que fue en la liguilla; por el contrario, cuenta con la baja de Dinenno por expulsión y de Lira, ahora cementero. No sé qué sea más incierto, si el 11 de Toluca o el torneo de los Universitarios. Aún con lo anterior, Lillini ha sabido como sobreponerse al bajo presupuesto en otras ocasiones, y tener pocos cambios en su plantilla no necesariamente es una debilidad.

11 muy cambiante
A lo largo de la semana Toluca trabajó con más dudas que certezas. El martes había una amplia posibilidad de que la banca estuviera integrada por jóvenes canteranos. Para que se den una idea, se llegó a plantear jugar con: Gus, “Dedos”, Sartiaguin, Vanegas, Torres Nilo, Rodríguez, Alan Rodríguez, Baeza, Álvarez, Canelo y Sanvezzo. Hoy, el panorama es más alentador, con los “negativos” de toda la plantilla, por lo que la presencia de los jugadores dependerá de factores físicos y tácticos.

Ojo ahí
Dar “negativo” tras haber dado “positivo” representa mucho más que estar activado para jugar. Para la Liga es suficiente, sin embargo para el DT va más allá, ya que no trabajó con el jugador, ni se tiene una certidumbre por el estado físico. Toluca está completo, pero será hasta este lunes que sabremos si está al 100.

La clave
Sería demasiado exigente buscar que la mano de Ambriz se noté en CU; lo que sí va a ser importante saber es que tanto trastocó a Toluca la semana de contagios. Una vez descubierta esa incógnita, deduciremos para que está Toluca en la jornada 1.

Ambriz tiene la intención de buscar el juego en campo contrario, replegar bien para ordenarse sin el balón y tratar muy bien a “la del 5”. Está claro, que con una semana de tantas bajas, el estado físico puede ser el principal rival del primer examen de Ambriz. Eso si, en lo mental, estoy seguro que se notará el trabajo del nuevo timonel.

Un gurú me dijo que…
El miércoles Michael Estrada fue retirado del entrenamiento y puesto en observación al presentar ciertos síntomas de resfriado. El jugador estuvo poco tiempo en el gimnasio y se retiró. Lo anterior lo comparto porque seguramente, si llegamos a verlo en la cancha, es otro que estará disminuido físicamente.

Datos que duelen
Toluca arrastra 9 juegos sin ganar en liga, como saldo del anterior torneo en el que los Diablos se fueron en un tobogán tras ganarle al América. No obstante el cambio en la dirección técnica, esa “herencia” sigue presente.
Otro dato en contra es que Toluca lleva 3 juegos sin ganarle a Pumas en Ciudad Universitaria.

Otro refuerzo
Toluca busca un central, hay versiones que apuntan a Sudamérica, para ello debe salir uno de los extranjeros. El elegido siempre fue Ian González, sin embargo, el español dio positivo cuando se habló de un posible regreso a España. Las escasas opciones y el tiempo son los que empiezan apretar.

Conclusión
Un balancín de emociones en tan poco tiempo solo ha logrado que la gente esté al filo de la butaca y comiéndose las uñas con respecto a este nuevo ciclo. Me gustaría que la afición fijara más el apoyo en el club, en el escudo; no en quien se fue y quien llegó, que ha sido constante en los últimos años. Tala o García; Hernán o Chepo; Rubens o Nacho. Al final, cada quien tiene su decisión. Lo que para nada debe cambiar es el grado de exigencia para un equipo que al paso del tiempo va teniendo mayor presión por obtener un logro importante.

La directiva trajo a Leo para sanar ciertas diferencias con la afición. Nacho Ambriz llegó con la alta expectativa de un DT top que, aún con el fallo de su paso por España, es digno merecedor de un banquillo con tanta jerarquía como lo es Toluca. Tal vez, para Ambriz pueda ser el tan esperado puente entre un club y la selección, y para Toluca, el DT que los regrese al protagonismo que acostumbró a este club. Los rojos inician la semana sanos , diciendo “adiós enfermedad” y dando la bienvenida a los Nachoriceros del Toluca.

Gracias por leerme y jugar conmigo.

Comentarios

comentarios