Inicio Off The Record OFF THE RECORD

OFF THE RECORD

655

El Instituto Electoral del Estado de México parece muy omiso cuando de auditar propaganda encubierta se trata. Resulta que en diversas vialidades primarias de la entidad, y tramos carreteros, es muy recurrente el establecimiento de anuncios espectaculares que bajo el pretexto de publicitar a algunos medios de comunicación, lo que en realidad promueven son la imagen personal de gobernantes, quienes constitucionalmente tienen prohibido usar recursos públicos para tales fines.

Si el órgano electoral estuviera en intenciones de actuar, que para eso está facultado, ya habría sancionado a un periódico y una revista, ambos curiosamente con las letras que le dan nombre a su respectivo medio en color rojo, muy semejante al que utiliza el partido en el gobierno durante sus campañas electorales. Pero el IEEM peca de omisión, y la oposición partidista de complaciente, porque no es capaz de emitir una reprimenda por lo que ocurre en el estado, aunque no estamos en campañas.

Para que el IEEM no tenga pretexto, en el año 2009, ya con la prohibición de que partidos electorales contrataran espacios en radio y televisión, el IFE sancionó a la revista TVyNovelas –propiedad de televisa- por promocionarse en los canales de Emilio Azcárraga con imágenes del Partido Verde Ecologista. De tal manera, que no podrán pretextarse en sus tareas sancionadoras, si es que en algún momento pretenden ponerse a trabajar.

———–

Ahora que está en auge acusaciones por desvío de recursos públicos hacia prominentes gobernantes, que se creían intocables, algunos alcaldes salientes del Estado de México han comenzado a temblar. Los casos de Granier en Tabasco y Emilio González en Jalisco, hacen pensar que la sacudida en contra de la corrupción pudiera extenderse a otros niveles, y sin distingo partidista. La deuda insostenible por la que atraviesan los municipios, pareciera una amenaza latente a seis meses del relevo.

Los desfalcos administrativos en que se encontraron algunos Ayuntamientos mexiquenses son simplemente inexplicables, de cárcel, y de ofensa para la ciudadanía. Ahí están las dificultades que enfrentan Naucalpan, Zinacantepec, Atizapán de Zaragoza como muestra del despilfarro financiero, y la falta de comprobación al gasto público. Interesante saber si las contralorías municipales han encontrado anomalías.

Pero así como el IEEM goza de su zona de confort, las contralorías municipales y la Auditoría Superior del Estado de México, sólo sirven para generar empleos y construir robustas nóminas, que pecan por su negligencia al momento de detectar irregularidades, sancionar fallas, o enfrentarse al poder político del cual, por desgracia, también forman parte.

 

 

 

Comentarios

comentarios