Inicio Off The Record OFF THE RECORD

OFF THE RECORD

1019

La actividad de fin de semana apunta al encono político. Andrés Manuel López Obrador encabezará una marcha y posteriormente un mitin para mostrar su rechazo absoluto a las reformas energética y fiscal. Las posiciones políticas del tabasqueño son ya conocidas. Lo interesante es conocer quienes le acompañarán en la aventura fuera del PRD. No hay que perder de vista a mexiquenses como Oscar González, Higinio Martínez, Felipe Rodríguez y Emilio Ulloa que reniegan de la izquierda moderada.

Lo cierto es que sea el partido que sea, la izquierda mexiquense siempre ha sido altamente cuestionada. Andrés Manuel no confía en la lealtad política de los mexiquenses. Sabe que los cañonazos de dinero conquistan los ideales de la oposición. No es gratuito que ninguno de ellos haya sido candidato a gobernador en 18 años, donde les han impuesto –desde el centro- a Alejandro Encinas en dos ocasiones, y Yeidckol Polevnsky.

———–

Ayer en la legislatura mexiquense se oficializó. Antes de que finalice el año habrá nuevos consejeros electorales y comisionado de los derechos humanos. Vendrá la rebatinga por las cuotas de partidos. Si hoy el PRI domina el IEEM, la cosa se podría poner peor para la oposición. La supuesta equilibrada repartición de consejeros electorales ocurrió antes de 2009, y por tanto antes de que el priísmo recuperara su abrumadora mayoría.

Y el ombudsman se va con más pena que gloria. Ya se ha hecho costumbre que la comisión estatal de derechos humanos es laxa con el gobernador en turno, pero con dureza para los ayuntamientos. El defensor de las garantías individuales pareciera actúa como un empleado más del gobernador. Las cosas no podrán cambiar mucho, cuando la bancada priísta tiene los votos suficientes para imponer a un ombudsman a modo, posiblemente de Ecatepec.

—————

Tlalnepantla se tiñó de rojo. Autoridades policíacas reportaron un triple homicidio. Ayer fueron hallados los cadáveres de tres hombres de entre 25 y 30 años de edad. Los tres presentaban disparos en la cabeza, abandonados frente al número 11 de la calle Hidalgo, en la colonia El Mirador. En la zona no se encontraron casquillos percutidos, por lo que se presume que el crimen ocurrió en un lugar distinto.

La línea de investigación que sigue la Procuraduría de Justicia es en automático, un presunto ajuste de cuentas del crimen organizado. El ejecutómetro de la entidad, no es algo que se pueda ocultar, ni mucho menos presumir. Pero lo que espera la ciudadanía es un posicionamiento firme de la autoridad. El informe de Eruviel, que está a la vuelta de la esquina, podría ser oportunidad propicia para referirse al tema.

 

Comentarios

comentarios