Inicio Opinión Sin Rubens al Volcán

Sin Rubens al Volcán

3924
Compartir

Por Juan Carlos Cartagena Abaurre

Sin Rubens Toluca viaja al Volcán, un territorio que al diablo no le espanta, para medirse a Tigres, en un “tiro” por el tercer lugar general. Una caída para cualquiera puede representar caer hasta el 7o lugar.

El dato
No hay equipo en el futbol mexicano que tenga mayor control sobre Tigres en el Universitario que Toluca. En los últimos 15 partidos, los Diablos se han llevado 9 triunfos, por 4 empates y apenas 2 descalabros.

Caso Rubens
Sambueza había entrado en convocatoria el jueves, sin embargo no está al 100 y el viernes antes de viajar se le descartó para tener minutos.

El 11 titular
Sin Rubens por lesión y Barrientos por expulsión, el panorama del 11 titular se complica un poco, ya que Cristante va pretender jugar con tres volantes; Esquivel ha sido usado como interior u otra opción sería Rodrigo López, acompañando a Méndez y Ríos por el centro. En ambos casos se sale perdiendo, Carlos no está tan acostumbrado a jugar ahí, mientras que López ha fallado en partidos de presión, pero son las piezas que puede colocar en esa zona. Ahora es cuando Barrientos tendría su prueba de fuego.
Fuera de ahí, los otros diez serán los que abrieron vs Pachuca. Ha sido cuestionado el trabajo de los últimos partidos de Santiago García, todo indica que el ex Werder Bremen tiene voto de confianza y se va a mantener en el 11.

El rival
Tigres sigue siendo una nómina muy fuerte, un plantel muy rico y un equipo muy competitivo, sin embargo, algunos conceptos futbolísticos que antes tenían han ido cayendo presa de los cambios en sus jugadores; el más complejo de superar ha sido la ausencia de Guido Pizarro.
Los felinos han padecido en los últimos juegos de contundencia, pero no deja de ser uno de los equipos que más oportunidades genera. En ocasiones llega a atacar hasta con 6 elementos, lo que también le hace vulnerable a las transiciones rápidas de sus rivales; es decir, la contra le hace daño.

La clave
Si Toluca quiere regresar con puntos debe hacer un juego muy ordenado, casi perfecto en zona defensiva y no parece ser su fuerte, sobre todo en la central. Ya conocemos la mano de Hernán, que buscará pararse bien en 40 metros partiendo de su campo, y luego buscar los espacios largos con Uribe, Canelo y Vega, lanzados por Méndez y quien le acompañe en la cintura; es ahí donde pesarán las ausencias de “Pitu” y Sambueza. Sinceramente no me parece mal el planteamiento, falta ver la ejecución, ya que para nadie es un secreto que Toluca no está sincronizado en la central y tendrá enfrente a dos de los mejores caza goles de los últimos tiempos en México: Gignac y Enner Valencia.
Los diablos deben poner mucha atención en las jugadas en contra a balón parado, Tigres trabaja muy bien la bola detenida.
Darle la pelota a Tigres es un riesgo, pero es la única forma de que ataque y se desboque, como le ha pasado en algunos partidos de este torneo. Para jugar así, repito y quiero subrayarlo, debe jugar por nota en defensa y contragolpear con precisión quirúrgica.

Conclusión
Toluca ha mejorado en volumen de juego, incluso en no depender al 100 de Sambueza, lo que sigue pendiente es la consistencia los 90 minutos y el manejo de partido. Estas dos materias se pondrán a prueba el sábado ante un cuadro que no te perdona, que será protagonista de liguilla y que puede ser un arma de dos filos. Si Toluca sale vivo, o incluso con triunfo tendrá valiosos puntos en la tabla, pero su mayor ganancia en la motivación; de lo contrario, si se cae, se corren riesgos que la derrota sea aparatosa y trastoque el ánimo.
Será importante evaluar el desempeño futbolístico al final de los 90 e independientemente del resultado final, aún ganando o perdiendo hay conceptos como los ya citados (manejo de juego, cambios, consistencia) que me gustaría analizar más allá del marcador. En los duelos directos entre la ofensiva felina y los defensas rojos, los escarlatas parecen llevar la de perder, es algo que preocupa, sobre todo si se llega ir perdiendo.

Gracias por leerme y jugar conmigo.

Comentarios

comentarios