Inicio Opinión Otra copa… queremos otra copa

Otra copa… queremos otra copa

2262
Compartir

Por Juan Carlos Cartagena Abaurre

Es el grito de toda la afición choricera: Otra copa… quieren otra copa. La sienten cerca, y es lógico después de lo mostrado en marzo. Hoy es el día, 11 de Abril del 2018, la fecha en la que el ayuno de títulos puede terminar. Los Diablos visitan a Necaxa en el que para la mayoría de los jugadores que defiendan el escudo rojo deberá ser el partido de su vida.

El rival
Muchos creen que Toluca por ser favorito y el buen momento tendrá un título fácil, al menos yo, no veo un trámite sencillo. Necaxa tiene un equipo ligero, con menos experiencia que el de Toluca, pero con ataque muy vertical, formas que en semifinales le hicieron mucho daño a la defensa escarlata.
Ambriz va a plantear un juego de orden extremo sin balón, y de vértigo en la transición para atacar rápido con Alvarado, Dávila y Villalpando. Necaxa va a jugar a los Osasuna (no olvidemos que Ambríz fue auxiliar del Vasco en Pamplona)

El 11 inicial
Después de guardar jugadores en liga, está claro que volverá el 11 fetiche de Cristante. El único cambio por obligación será la ausencia de Salinas, misma que apunta ser ocupada por Aldo Benitez, aunque no se descarta algún ajuste.

La clave
Cuando llevas 7 triunfos seguidos en liga, está claro que los jugadores saben a lo que juegan, ahí no hay que menearle mucho. Sí veo dos puntos clave:
El número 1 es que sepan lo que se juegan; el partido pasado en Copa, parecían no saberlo. Atrás deben ser perfectos, porque Necaxa no es Zacatepec.

El segundo punto es la experiencia vs la velocidad. Necaxa posee mucha movilidad con su juvenil ataque, sin embargo Toluca tiene volumen futbolístico que es generado por la calidad de sus jugadores experimentados. Salvo Barovero y Matías Fernández, los demás Rayos son de perfil bajo, pero muy apegados al fútbol de esfuerzos colectivos.
Toluca tiene grupo, tiene individualidad, motivación y experiencia; ahí veo que se va definir la final.

El dato
Por esos errores que te pone el destino y la historia, el título que no tuvo Cristante en esa época gloriosa de Enrique Meza fue precisamente el campeonato ganado vs Necaxa. Hoy tiene una deuda que puede saldar desde el banquillo.

Un trébol de apellido Corti
Además de los conceptos “Cortianos” de buena posesión y recuperación de espacios, Ernesto Corti también tiene algo extra cancha, es esa bendita suerte que le persigue. Disputó 4 finales en El Salvador con el Santa Tecla y ganó tres (2 ligas y 1 copa). No por nada el estratega tiene una oferta en puerta para dirigir a la selección Salvadoreña a partir de julio.

Conclusión
Las finales no se juegan, se ganan. Para un equipo grande debe ser una máxima, y es el último punto que le falta a este Toluca para comprobar que el ADN Diablo ha regresado al cuerpo del equipo.
Toluca ha sido un gran visitante y Necaxa no ha sido un gran local, pero esto es punto y a parte, es una final y creo que habrá drama, emoción y ¿porque no? Mucha alegría.
La mayoría de los que lean esta previa son aficionados al Toluca, pero también los hay del Necaxa. Les deseo que el fútbol y sólo el fútbol defina al campeón, que está final los lleve al cielo y al infierno, que los haga vibrar, llorar de emoción y sonreír de felicidad. Pero aún si el logro no llega, deben sentirse orgullosos de su equipo, de sus colores, del incondicional amor, que es más puro que el amor carnal… y es el amor a unos colores.
Buena vibra y gracias por leerme y jugar conmigo.

Comentarios

comentarios