Inicio Off The Record OFF THE RECORD

OFF THE RECORD

452
Compartir

Toluca, Edomex. 13 de abril de 2018.- Gran parte del desafío que enfrentará el PRI del Estado de México en la elección de julio entrante, no sólo transita por ganar la mayoría de las alcaldías en disputa, sino conservar aquellos municipios de prioritaria densidad poblacional, para poder presumir que aún gobierna a más de la mitad de los mexiquenses. Cualquier resulta adverso, habrá significado un fracaso electoral para Ernesto Nemer y su dirigencia. Lo peor es que tanto las encuestas como los escenarios marcan una tendencia que podrían derrumbar al priísmo al tercer lugar de la batalla electoral.

En paralelo, la reciente redistritación electoral, que dio mayor peso a la densidad poblacional por encima de la distribución geográfica, pone en riesgo la mayoría de la próxima legislatura. Si el PRI sale derrotado en la mitad de los diez municipios más grandes tendrá una mayoría opositora en el Congreso local. Es ahí donde transita la gobernabilidad del mandatario Alfredo del Mazo, y donde se concentra su mayor reto para, en caso de perder la hegemonía parlamentaria, hacer los “amarres” necesarios que le otorguen viabilidad a sus iniciativas de ley, a sus proyectos presupuestales y a su toma de decisiones. La alianza PAN – PRD podrían convertirse en el punto de quiebre a favor del gobierno delmacista.

———————-

Instituto Electoral. Foto Agencia MVT.

El fin de semana, la efervescencia electoral se avocará al registro de candidaturas ante el Instituto Electoral del Estado de México. El plazo vence el próximo lunes, y es el momento en que muchos partidos buscan ajustar lo necesario, algunos para cumplir con sus convenios de coalición, otros para completar la equidad de género y otros más para alcanzar las componendas suficientes al interior de sus partidos. El IEEM trabajará a marchas forzadas para avalar el total de candidaturas la semana entrante, en donde deberá verificar la equidad de género, requisitos de elegibilidad y dar certeza a casi un mes del arranque de las campañas.

En todas las coaliciones y partidos políticos hay un denominador común. Existe una aguda carencia de democracia interna. El ungimiento de candidaturas se ejerció en función de acuerdos cupulares: encuestas, candidatos únicos, designaciones directas y repartos de posiciones, que en su conjunto segregaron a su militancia. Se impusieron decisiones de las élites políticas. Ahí está el verdadero ejercicio del poder. Las elecciones de julio sólo sirven como artilugio por legitimar las designaciones de quienes ostentan el poder público y partidista. A eso se reduce la democracia.

—————————

Las candidaturas que registren las coaliciones y partidos en los próximos días tampoco serán definitivas. La experiencia electoral reciente, marca que muchos candidatos pueden caerse por decisión de quienes ahí los impusieron. De los casi 2 mil 500 candidatos que se registrarán entre aspirantes a alcaldes, síndicos, regidores y diputados locales, con sus respectivos suplentes, existe un promedio de 200 candidatos que pueden ser sustituidos por razones diversas.

Por esa razón, los candidatos que logren su registro, no pueden cantar victoria, porque todavía faltan 40 días para el arranque de las campañas electorales; y otros 40 días para el desarrollo de la jornada electoral. Y en ochenta días, puede pasar de todo.

 

Comentarios a [email protected]

 

Comentarios

comentarios