OFF THE RECORD

OFF THE RECORD

Toluca, Edomex. 12 de junio de 2017.- El Estado de México transitará por doce meses sumamente complejos, sumido en la efervescencia electoral del año entrante. Apenas se procesa lastimosamente el triunfo del priísta Alfredo del Mazo, y ya centenas de priístas han comenzado a pensar en los comicios del año entrante. Ahí se enumeran decenas y decenas que buscarán ser alcaldes o diputados; y muchas otras decenas y decenas que pretenden repetir en el cargo o saltar a una nueva aventura electoral.

El priísmo mexiquense deberá entrar a un proceso de renovación. Muchos dan por descontado que Alejandra del Moral abandone su cargo como presidenta del PRI estatal a mediados del mes de agosto, con la firme esperanza de incorporarse al gabinete delmacista en septiembre. Para asumir la dirigencia del priísmo mexiquense hay desde ahora tres cartas: Raymundo Martínez, actual secretario general que ascendería por prelación; Ernesto Nemer, como premio a la coordinación de la campaña de Del Mazo; y Cruz Roa, para dejar el partido en manos de Eruviel Ávila rumbo a la elección presidencial del año entrante.

Entre los meses de octubre y diciembre, con motivo de los informes de legisladores y alcaldes, el Estado de México estará sometido a una desmesurada promoción de quienes buscan ser candidatos el próximo año. Mientras que para los meses de enero y febrero, el priísmo en particular, estará en condiciones de “palomear” a los candidatos a alcaldes, diputados federales y locales. En esa lógica, pesará mucho los resultados obtenidos en la pasada elección, y Del Mazo premiaría o castigaría a los ganadores y vencidos.

aaron_urbina763A propósito de los resultados electorales, sigue acéfala la presidencia de la Federación Nacional de Municipios de México en su capítulo del Estado de México. Hasta marzo pasado, dicho encargo lo ocupaba Aarón Urbina Bedolla, quien solicitó licencia a la alcaldía de Tecámac para ser designado delegado especial en Ecatepec. El pasado domingo, el priísimo perdió la tierra natal de Eruviel y el municipio gobernado hace 20 años por Aarón. La Fenamm -asociación de alcaldes priístas- deberá decantarse a favor de un alcalde del Valle de Toluca.

Un gran despropósito sería que la Fenamm quedara en manos de Indalecio Ríos -alcalde de Ecatepec- o Denisse Ugalde -presidenta de Tlalnepantla-. Ríos y Ugalde son consentidos del eruvielismo, pero si se considera la elección reciente como un referéndum a los gobiernos municipales, ambos quedaron reprobados. Los resultados que marcaron la diferencia para Del Mazo se obtuvieron en el Valle de Toluca. De ahí podría surgir el liderazgo de los alcaldes mexiquenses que sucumbió ante Aarón Urbina, el gran derrotado de los comicios.

El desafío que enfrentará el PRI en la elección presidencial se advierte de alta complejidad. Muchos anticipan que la Presidencia de la República está perdida para el priísmo. Lo cierto es que en el último corte de aspirantes presidenciales, se puede dar por descontado a los mexiquenses. El peñismo ha cerrado la baraja en cinco aspirantes -fiel a su estilo- y ninguno es oriundo del Estado de México. Ahí están Miguel Ángel Osorio Chong, Aurelio Nuño, José Narro Robles, José Antonio Meade y Enrique de la Madrid. Adiós al sueño de Eruviel y a la ambición de Videgaray.

Comentarios a [email protected]

Comentarios

comentarios

Artículos similares

261

320