Inicio Off The Record OFF THE RECORD

OFF THE RECORD

196
Compartir

Toluca, Edomex. 10 de julio de 2018.- Ante la inminente pérdida del registro del Partido Encuentro Social (PES) en el Estado de México, todo apunta a que la totalidad de 10 diputados locales se integre a la bancada de Morena. De confirmarse, la fracción morenista sumaría 41 legisladores, y se convertiría en el factor de toma de decisiones en la próxima legislatura local. A esa mayoría relativa, se deberán sumar los once diputados del PT que están dispuestos a sumarse a Morena durante todo el sexenio lopezobradorista.

Está claro que después de nueve años de hegemonía priísta en la Legislatura del Estado de México, el partido en el poder deberá ceder el control político del Poder Legislativo a Morena. Desde 2009, la aplanadora priísta dispuso de la presidencia de la Junta de Coordinación Política, misma que encabezaron hombres como Ernesto Nemer, José Manzur, Aarón Urbina, Cruz Roa y Miguel Sámano. Ahora, el priísmo no tiene elementos para presidir la Legislatura ni siquiera un mes de los próximos tres años. Morena se apresta a asumir ese liderazgo político.

———————-

A pesar de que Alfredo del Mazo no ha dado señales por reemplazar a Ernesto Nemer como dirigente estatal priísta, hay muchas voces que buscan influir en el futuro próximo del tricolor. Ahí está Alfredo Baranda Sáenz quien ha levantado la mano para incidir en la recuperación del PRI mexiquense. Agraviado por no haber sido candidato a diputado local en la pasada elección, ahora pretende concitar a sectores excluidos para cobrarle factura a Nemer. Lo cierto es que Baranda no podría ser la mejor señal de renovación priísta, cuyo mayor mérito político es ser hijo del exgobernador del mismo nombre.

No obstante el desastre electoral priísta, la permanencia de Nemer al frente del PRI estatal denota la influencia política de Luis Miranda Nava en la toma de decisiones del gobierno delmacista. Desde el gobierno federal, se han dado señales para cerrar filas en torno al peñismo, que la nomenklatura priísta pretende desplazar responsabilizando al Grupo Atlacomulco de la mayor derrota electoral. En la dirigencia nacional René Juárez pretende anclarse hasta el mismo año, y la misma tarea de persistencia podría alcanzar a Nemer en la entidad.

——————————

El mayor desafío político que afrontará Alfredo del Mazo, en los próximos tres años, se concentra en la relación que sostendrá con Morena por tres frentes. En principio, con Andrés Manuel López Obrador, como presidente de México, y quien tiene desde hace dos décadas un interés político en la entidad más poblada del país. A eso se suma, la vinculación de la administración delmacista con el gobierno de la Ciudad de México que encabezará Claudia Sheinbaum, que por primera ocasión es del mismo partido que del presidente de la República.

Y finalmente, la relación delmacista con ayuntamientos y diputados locales de oposición, que además tendrán encomiendas políticas desde Los Pinos, lo que incluye además la pérdida de bastiones electorales y simbólicos como Toluca, Ecatepec, Atlacomulco y hasta Tecámac.

 

Comentarios a [email protected]

Comentarios

comentarios