Inicio Off The Record OFF THE RECORD

OFF THE RECORD

387
Compartir

Toluca, Edomex. 08 de agosto de 2017.- ¡Muera el rey! ¡Viva el rey! Con la constancia de mayoría en la bolsa, Alfredo del Mazo se convierte de facto en el primer priísta del Estado de México. La cargada de la clase gobernante ayer se plegó de inmediato con el futuro mandatario. Secretarios de Estado, el mismo Eruviel, senadores, diputados federales y locales, alcaldes y demás priístas arropando el triunfo cuestionado. Quizá para generar equilibrios ante el cúmulo de comentarios críticos, agudos y de rechazo. La dinastía está de regreso.
De los precandidatos priístas, quienes de inmediato levantaron la mano a Del Mazo en el mundo digital estuvieron: Ana Lilia Herrera, Carolina Monroy, Ernesto Nemer, Alfonso Navarrete y José Manzur. A quienes se les olvidó felicitar a Alfredo en sus redes estuvieron Carlos Iriarte y Ricardo Aguilar, aunque el primero estuvo presente en la ceremonia de entrega de constancia de mayoría. En política todo comunica, incluidos los silencios y las omisiones. Eruviel se sumó a la felicitación, incluso de forma anticipada a la declaración de validez de la elección.
El primer desafío que tendrá Alfredo del Mazo por delante es la XXII Asamblea Nacional del PRI. Allí, el primo del presidente Peña Nieto deberá ejercer su liderazgo entre la clase proveniente del Estado de México. El Grupo Atlacomulco está de vuelta en la toma de decisiones de la capital mexiquense. De la encerrona del domingo, se determinará el futuro político del peñismo, y las definiciones más claras del candidato presidencial del partido en el poder. Del Mazo deberá ser factor, entre el grupo más numeroso de priístas del país.
Eruviel ha comenzado el ocaso de su mandato y de su liderazgo. El acto de ayer parece marcar la irrefrenable despedida. Las cuentas no le son suficientes para insertarse como precandidato presidencial. Cuenta todavía con los afectos del peñismo, pero son profundas sus distancias con el delmacismo. Ávila busca que parte de su grupo más cercano sobreviva al cambio de gobierno. En la recta final se ha ocupado de blindar todo su historial financiero, jurídico y político.
En los siguientes 38 días, Eruviel tiene por delante su sexto y último informe de gobierno. Otra vez el talk show, al estilo de Laura en América con testimonios de la televerdad, a través de Radio y Televisión Mexiquense. Sin mostrar el músculo político ni arriesgar con su presencia en la legislatura. Para septiembre Eruviel contempla también una comida de despedida con legisladores y alcaldes, para refrendar sus lealtades, que después del 15 de septiembre serán menos.
Pese al acelerado trámite de cómputo final de la elección de gobernador, la tarea salió a favor de los priístas y su candidato. A Morena parece que se le ha acabado el combustible, la imaginación y el dinero. Al final de la jornada, parece que la impotencia se apoderó de los morenistas que arremetieron contra trabajadores del Instituto Electoral Estatal -ajenos a los cuestionados consejeros-, y contra reporteros y camarógrafos que sólo cubrían su frustrada protesta.
El júbilo de los priístas también inocultable, sin importar el cuestionado triunfo, pero lograron la proeza de sentar a un Del Mazo, el tercero de la dinastía, en un plazo de 72 años. El Grupo Atlacomulco más vivo que nunca, advierten.

Comentarios a [email protected]

Comentarios

comentarios