Inicio Off The Record OFF THE RECORD

OFF THE RECORD

345
Compartir

Toluca, Edomex. 07 de diciembre de 2017.- Aurelio Nuño se convertirá en el coordinador de campaña de José Antonio Meade, como lo adelantó está columna desde hace dos meses, razón por la que ayer renunció a la empoderada Secretaría de Educación. Si Meade es como un hermano para Luis Videgaray, entonces Nuño debe ser considerado su discípulo más avezado. Desde ahora, el canciller domina la tríada de la campaña: Meade como candidato; Aurelio coordinador de campaña; y Enrique Ochoa dirigente nacional del PRI.

En los inicios de ascenso políticos Nuño -al igual que Meade-, se distinguen antecdentes cercanos al panismo. Pocos recuerdan, pero advierten que hasta hace unos nueve años, Nuño trabajaba como asesor del subsecretario de Empleo, Jaime Domingo López Buitrón, en el edificio ubicado en Paseo de la Reforma del sexenio calderonista, en la Secretaría del Trabajo que comandaba el expriísta Javier Lozano Alarcón. Desde 2009, Nuño se incorporó al equipo de asesores de Luis Videgaray en San Lázaro y de ahí dio el salto como asesor del entonces gobernador mexiquense, Enrique Peña. Su ascenso ha sido vertiginoso en los últimos cinco años: Jefe de Oficina de la Presidencia; Secretario de Educación Pública y coordinador de campaña de Meade rumbo a la elección de 2018.

En reemplazo de Nuño, el presidente Enrique Peña nombró a Otro Granados Roldán como nuevo titular de la SEP. Granados es un hombre identificado plenamente al asimismo, en cuyo mandato se convirtió en el vocero de Carlos Salinas de Gortari; y su capital político le alcanzó para ganar la gubernatura de Aguascalientes. Actualmente Granados era el brazo operador político de Nuño y se convertirá en el ejecuto de la reforma educativa peñista.

Lo cierto es que la cercanía entre Otto Granados con la clase política mexiquense se remonta a antecedentes de hace 15 años, cuando Arturo Montiel buscaba incansablemente la candidatura presidencial. En esa fallida precampaña, Otto Granados puso a prueba su operación política a favor del Grupo Atlacomulco. Defenestrado de la vida pública, Arturo Montiel, entonces desapareció Granados de la geografía mexiquense para reaparecer como embajador de México en Chile y subsecretario de Planeación y Evaluación.


La influencia mexiquense aún se mantiene vigente en el entramado social y politico. Ayer se pudo comocer que Carlos Aguiar Retes será el nuevo Arzobispo Primado de México, en sustitución del Cardenal Norberto Rivera. La determinación del Papa Francisco favorece a uno de los hombres de mayor incidencia y cercanía con el presidente de México, Enrique Peña Nieto. Aguiar Retes fue antes arzobispo de Tlalnepantla y obispo de Texcoco, ambas diócesis del Estado de México, la tierra natal del mandatario mexicano.

 

Comentarios a [email protected]

 

Comentarios

comentarios