Inicio Off The Record OFF THE RECORD

OFF THE RECORD

638
Compartir

Toluca, Edomex. 06 de noviembre de 2017.- Antes de que finalice el presente año, el gobierno que encabeza Alfredo del Mazo ajustará la distribución del gabinete regional, para encaminar su estrategia en torno a la elección del año entrante. Si algo caracteriza al gabinete delmacista, más allá de los perfiles profesionales de su equipo, son su capacidad en la operación electoral. En adelante, los titulares de las Secretarías buscarán incidir en sus zonas de mayor influencia.

La Secretaría del Trabajo a cargo de Mercedes Colín dejará Neza, y podría concentrarse en Valle de Bravo. Por su parte, la Secretaría de Desarrollo Social, a la cabeza de Eric Sevilla, abandonará la zona norte y podría encaminar sus tareas en la zona de Lerma. La Secretaría de Educación de Juan Millán, que actualmente trabaja en Naucalpan, se asentaría en Huixquilucan. La Secretaría de Turismo, cuya titular es Lorena Marín, iría de Tenancingo a trabajar en Chalco. Y la Secretaría de Movilidad, hoy en Texcoco, se ajustaría a Toluca con la operación de Raymundo Martínez.

El gobierno delmacista ha comenzado a tomar definiciones respecto de la imagen que pretende proyectar. Llama la atención, la deliberada aparición y el acompañamiento permanente de Fernanda Castillo en casi todos los actos, giras y eventos que son encabezados por Alfredo del Mazo. La esposa del mandatario mexiquense conecta bien con los grupos vulnerables, y es un rostro amable en los primeros meses de la administración mexiquense. Primero abrió sus cuentas en redes sociales, y se dio su pronunciada aparición pública.

Un dato: hace catorce años, el gobierno estatal definió que las apariciones de la entonces Primera Dama, la francesa Maude Versini, fuera esporádica para evitar comparaciones con la panista Marta Sahagún. Hace ocho años, Angélica Rivera marcó un parteaguas, de esa imbricación entre la política y el periodismo rosa. Su popularidad rebasó cualquier expectativa electoral. Con Eruviel, la imagen de atención en grupos vulnerables se concentró en su hija, Isis Ávila. Ahora, Del Mazo pretende reivindicar la imagen de una familia sólida y tradicional.

——————–

Ante el inminente destape del candidato presidencial priísta, a finales del mes de noviembre, las apuestas se inclinan a favor del tecnócrata Pepe Meade. Tras el ungimiento del partido en el poder, muchos anticipan la renuncia natural de Enrique Ochoa como dirigente nacional del PRI. En su lugar, se contempla el ascenso del exgobernador Eruviel Ávila, a la cabeza del edificio de Insurgentes Norte. En esa lógica, se explicaría que el paso de Ávila por el priísmo de la Ciudad de México es meramente un acto previo de su futuro personal.

De confirmarse la especie, en el sexenio peñista sumarían dos exgobernadores mexiquenses al frente del PRI nacional. Al arranque de su sexenio, el partido en el gobierno fue encabezado por César Camacho Quiroz. Si Eruviel es el elegido para dirigir al priísmo en la elección presidencial, el desafío sería inconmensurable, y de ganar una elección cuesta arriba tendría un espacio seguro en el gabinete; de perder, al menos podría aspirar a un espacio en el Senado de la República.

 

Comentarios a [email protected]

 

 

Comentarios

comentarios