Inicio Off The Record OFF THE RECORD

OFF THE RECORD

345
Compartir

Toluca, Edomex. 05 de abril de 2018.- Luis Videgaray sigue siendo el alter ego del peñismo. Ayer, el presidente Enrique Peña nombró como secretario de Agricultura a Baltazar Hinojosa Ochoa, con vínculos políticos indisolubles con el canciller mexicano. Baltazar reemplaza al exgobernador queretano José Calzada, quien asumió la dirigencia del Movimiento Territorial (MT) en el priísmo, y será pieza estratégica en la campaña de Meade en el bajío mexicano. Baltazar llega para cubrir un encargo para los últimos 8 meses de peñismo.

Hinojosa Ochoa conoció a Luis Videgaray en la LXI Legislatura Federal. Ambos formaron parte de la comisión legislativa de Presupuesto y Cuenta Pública. En 2015, cuando Baltazar regresó como diputado federal, Videgaray lo impulsó como presidente de la comisión de Presupuesto, desplazando al hoy gobernador, Alfredo del Mazo, quien debió conformarse entonces con la comisión de Infraestructura. En 2016, el canciller promovió a Baltazar como candidato a gobernador de su natal Tamaulipas, la cual perdió frente al panista Francisco García Cabeza de Vaca. En su regreso a San Lázaro, Del Mazo ya había amarrado la comisión de Presupuesto, e Hinojosa se quedó con Infraestructura.

Baltazar Hinojosa es además primo de Juan Armando Hinojosa, el empresario consentido de Peña Nieto y propietario de la denominada “Casa Blanca”. Ambos, originarios de Tamaulipas han entrecruzado sus trayectorias personales, para encumbrarse por arropo de la clase gobernante mexiquense. Ahora, Baltazar se convertirá en el tercer secretario de Agricultura del sexenio. Su ascenso al poder en la última década ha sido favorecido por Luis Videgaray.

Mientras Baltazar rendía protesta como secretario de Agricultura, en la Cámara de Diputados Federal se debió suspender la sesión legislativa por falta de quórum. Muchos legisladores abandonaron el recinto para acompañar a Los Pinos a Baltazar en su integración al gabinete federal. En San Lázaro sólo había 246 de 500 legisladores. La mayoría de los ausentes eran de la bancada priísta, incluido su coordinador, el mexiquense Carlos Iriarte Mercado.

—————

El periodo de intercampañas es confuso. Unos actores ya dan entrevistas como precandidatos. Otros más siguen en funciones, y hasta encabezan eventos con el gabinete delmacista. Ahí están los casos de la reelección. Las campañas electorales locales están muy lejos. Los candidatos federales ya están en proselitismo. Se puede anticipar una judicialización de las elecciones, que puede convertirse en un tormentoso proceso post electoral.

Más importante será fijar reglas y condiciones de la reelección. Alcaldes y diputados locales de todos los partidos, van en busca de repetir en el cargo, pero desde sus funciones, las impugnaciones vendrán en cascada. Un cúmulo de impugnaciones puede no revertir los resultados electorales, pero sí pega en la credibilidad del IEEM, de las elecciones y de la democracia. El asunto debiera involucrar a candidatos y partidos, para no vulnerar la gobernabilidad futura.

Comentarios a [email protected]

Comentarios

comentarios