Inicio Off The Record OFF THE RECORD

OFF THE RECORD

485
Compartir

Toluca, Edomex. 05 de enero de 2018.- La mayor expectativa electoral al interior de los partidos es conocer quiénes encabezarán las fórmulas al Senado de la República. Las especulaciones y los rumores plantean diversos escenarios que contemplan un choque de trenes entre las élites políticas. Lo cierto es que, tradicionalmente, quienes se convierten en senadores tendrán amplias posibilidades de luchar por la gubernatura dentro de seis años. Ahí está la importancia de la contienda electoral.

Para Morena la carta fuerte será la excandidata a gobernadora, Delfina Gómez, quien va por la revancha electoral por la senaduría. En la fórmula, hay quienes advierten que López Obrador deberá ceder la posición a Óscar González, luego de su declinación a favor de Delfina en la elección por la gubernatura. Sin embargo, al interior de Morena hay quienes amagan con quedarse con los dos espacios de la fórmula, en donde alistan al propio Higinio Martínez -tutor político de Delfina-; y a Horacio Duarte, uno de los hombres más leales a Andrés Manuel desde los tiempos del desafuero en el lejano 2004.

En el priísmo, las definiciones parecen concentrarse en Metepec. Todo apunta a que Del Mazo no tendrá ahí una decisión libre, y deberá conceder posiciones al grupo que despacha en Los Pinos. Los nombres que se mencionan con mayor frecuencia en la fórmula senatorial son Ernesto Nemer -actual dirigente estatal del PRI- cercano al propio Alfredo y a Luis Miranda, con la anuencia peñista; Carolina Monroy del Mazo -prima del propio Alfredo y de Peña Nieto-; y más frecuentemente Laura Barrera -hoy directora del DIF nacional-.

En el frente opositor que forman PAN y PRD, el perredismo ya tiene garantizado encabezar la fórmula senatorial con el excandidato a gobernador Juan Zepeda. El actual diputado local se ha convertido en un fenómeno electoral, al grado de aparecer en los spots de Ricardo Anaya en la contienda presidencial. No sólo eso, la influencia de Zepeda alcanzará para que también sea postulado por la vía plurinominal y asegurar, sí o sí, el ungimiento del exalcalde de Neza como senador a partir del mes de septiembre.

Del otro lado, los panistas empujan a Ana Balderas por la condición de género como segunda posición de la fórmula. Aunque algunas voces anticipan que Josefina Vázquez Mota impulsa a una de sus hijas para dicha posición electoral, lo que habría formado parte de la negociación de la excandidata a gobernadora por el ridículo electoral del año pasado. A pesar del desastre electoral panista, son quienes enfrentan mayores resistencias para ponerse de acuerdo en el reparto electoral.

La contienda de julio próximo en el Estado de México, podría anticipar un cierre de fotografía como ocurrió en los comicios de gobernador. La competencia se concentrará entre PRI y Morena. De ahí saldrán los tres senadores (dos de mayoría relativa y uno más de primera minoría) que logren colarse a la Cámara Alta para los próximos seis años. El resto irán a una campaña meramente testimonial.

 

Comentarios a [email protected]

 

Comentarios

comentarios