Inicio Off The Record OFF THE RECORD

OFF THE RECORD

658
Compartir

Toluca, Edomex. 04 de enero de 2018.- En el PRI del Estado de México siguen sin tomar una decisión sobre la posible reelección de presidentes municipales rumbo a la elección de julio próximo. Aunque existen condiciones para que varios alcaldes busquen repetir en el cargo, y jugarse su futuro en las urnas, la principal resistencia se encuentra en la oficina del gobernador Alfredo del Mazo. Todavía se evalúan perfiles políticos, y la última decisión se tomará en Palacio de Gobierno en un plazo de diez días. Los tiempos se agotan, y la incertidumbre crece entre los alcaldes que aspiran con reelegirse.

En los escenarios priístas se establece que los alcaldes tienen el control de las estructuras partidistas, y esa sería la única razón para apostar por la reelección. En contraste, siguiendo la lógica delmacista, quien renovó a todo el gabinete el pasado mes de septiembre, tampoco quiere alcaldes vinculados con Eruviel Ávila, y para evitar riesgos prefiere evitarse la reelección. El argumento formal se reduce a que no podrán reelegirse por hondas resistencias en el priísmo, y la disposición de cumplir con la equidad de género.

———————–

La pugna entre los Luises no cesa. Luis Videgaray se ha apropiado del dominio de la campaña presidencial. Hizo a su compañero de clase José Antonio Meade candidato presidencial. Y en su equipo cercano impuso a Enrique Ochoa como dirigente nacional del PRI; a su pupilo Aurelio Nuño como coordinador de campaña; y a su eterno aliado mexiquense, Eruviel Ávila como vicecoordinador de la misma. Ahí Videgaray tiene una injerencia profunda en las decisiones.

En la acera de enfrente, Luis Miranda, acompañado de Miguel Ángel Osorio ya preparan maletas para renunciar al gabinete presidencial, y convertirse en legisladores (diputado federal y senador) a partir de septiembre próximo por la vía plurinominal. Lo cierto es que ante una eventual derrota priísta, Miranda y Osorio han asegurado su permanencia en el poder público. Y de ganar Meade, deberán ser punto de negociación en el ejercicio del gobierno.

———————-

En la elección de gobernador, que derivó en el apretado y cuestionado triunfo de Alfredo del Mazo, el gabinete federal se desplegó en una operación política sin precedente en el Estado de México. Los secretarios federales fueron asignados a una zona geográfica, en paralelo a la regionalización del gabinete eruvielista. A la fecha, aunque el Estado de México sigue siendo una prioridad electoral, no se han reasignado áreas de influencia, conforme el rediseño ya planteado por Del Mazo y su gabinete.

Desde el inicio del sexenio peñista, cada secretario de Estado es responsable político de diversas entidades. En el caso del Estado de México ha estado asignado, desde siempre, al jefe de oficina presidencial. Los primeros años, Aurelio Nuño fue el encargado de la operación política en la tierra natal del peñismo, responsabilidad que más tarde asumió Francisco Guzmán, quien ya analiza los escenarios electorales de julio entrante.

 

 

Comentarios a [email protected]

Comentarios

comentarios