Inicio Off The Record OFF THE RECORD

OFF THE RECORD

557
Compartir

Toluca, Edomex. 02 de marzo de 2018.- Arturo Martínez Alfaro será oficializado este viernes como el candidato del PRI a la Presidencia Municipal de Huixquilucan. Arturo ya fue alcalde de Texcoco -hoy principal bastión electoral de Morena- en sustitución de Amado Acosta García. Ahora buscará recuperar para el priísmo la alcaldía de un municipio insigne, donde radica gran parte de la clase gobernante del Estado y del país.

Martínez Alfaro alcanzó la alcaldía texcocana por el arropo del actual subsecretario de Gobernación federal, Manuel Cadena Morales, a quien lo une intereses empresariales, políticos y personales. Tras la renuncia de Pablo Peralta a la candidatura priísta, Martínez Alfaro asumirá un desafío electoral complejo para enfrentar al panista Enrique Vargas, quien ha sabido capitalizar el descontento social de la última administración priísta que hizo todo para entregar el poder, y jugar en contra de los intereses del actual gobernador Alfredo del Mazo  cuando comprendió por una diputación federal hace apenas tres años.

El hoy candidato priísta, Arturo Martínez Alfaro cuenta además con los afectos delmacistas. En el trienio pasado fingió como titular del organismo de Agua Potable y Alcantarillado. En septiembre pasado fue nombrado coordinador de Desarrollo Social. En la víspera se había registrado como precandidato a diputado local. Pero las condiciones políticas se modificaron y con el arropo de personajes como Manuel Cadena y Alfredo del Mazo, pretende instalar condiciones para hacerse de la alcaldía huixquiluquense.

Huixquilucan se ha convertido en los últimos años en la nueva joya de la corona electoral. Ya sea por su prominencia económica o su jerarquía política. Para darse una idea de la preponderancia electoral, los candidatos priístas a cargos de elección de hace nueve años en Huixquilucan hoy se han convertido en gobernador del Estado, secretario de Gobernación y coordinador de la bancada priísta en San Lázaro. De esa proyección política reside el interés por recuperar espacios perdidos para los priístas. Lo cierto es que la trayectoria política de Martínez Alfaro es reducida frente al panista Enrique Vargas.

———————–

Para quienes buscan explicaciones en la designación de Ignacio Pichardo como coordinador de campaña de José Antonio Meade en el Estado de México deberá reconocer la incidencia del canciller Luis Videgaray. Entre 2009 y 2011, Videgaray y Pichardo coincidieron como diputados federales, y desde entonces forjaron una relación política suficiente para hoy trabajar a favor del proyecto presidencial del primero. El control de la campaña de Meade sigue transitando por el escritorio de Videgaray, más aún si la toma de decisiones involucra al Estado de México.

 

Comentarios a [email protected]

 

 

 

Comentarios

comentarios