Inicio Off The Record OFF THE RECORD

OFF THE RECORD

928
Compartir

Toluca, Edomex. 01 de febrero de 2018.- Arturo Montiel al fin encontró acomodo en la toma de decisiones de la clase gobernante en los últimos doce meses. Luego del clivaje que representó el ungimiento y ascenso al poder de Alfredo del Mazo como gobernador del Estado de México, el montielato había entrado en un vacío de poder y obstáculos en el reparto de posiciones. Ayer, el exgobernador y su grupo, tomaron un respiro con la llegada de Carlos Iriarte y Miguel Sámano como coordinador del priísmo en San Lázaro y la Legislatura mexiquense.

Lo cierto es que parece un premio de consolación, ante su exclusión política del gabinete delmacista, y más recientemente del reparto de candidaturas a alcaldías y diputaciones. Los cargos legislativos se dan en el momento de mayor parálisis parlamentaria y cuando entrarán en funciones decenas de legisladores sustitutos. Iriarte y Sámano concluirán sus periodos legislativos en agosto próximo. A eso se suma un escenario desolador del priísmo en la muy próxima elección presidencial. Pese a todo, el grupo Atlacomulco sigue imponiendo condiciones entre la clase gobernante nacional y estatal.

—————-

La clase gobernante sigue expectante sobre las designaciones pendientes en el gabinete delmacista. En las más recientes semanas, tres secretarías quedaron acéfalas ante la salida de Alejandra del Moral, Mercedes Colín y Darío Zacarías, quienes se convirtieron en candidatos a senadora y diputados locales, respectivamente.

A la fecha sólo se conoce que fueron nombrados dos encargados del despacho: Tomás Ruiz Pérez, exrector de la Universidad Autónoma del Estado de México y actual procurador estatal del Trabajo, está provisionalmente al frente de la Secretaría del Trabajo del Estado. Identificado con el grupo político del exmandatario Emilio Chuayffet, antes ya fue secretario de Educación estatal.

Mientras que como Encargado del Despacho de la Sedagro fue designado Fidel Almanza, hoy subsecretario de Desarrollo Agropecuario. Exalcalde de Atlacomulco, renunció a la Legislatura Federal en septiembre pasado para incorporarse al gabinete delmacista.

————–

En la Secretaría del Trabajo y Previsión Social Federal también ayer se realizaron ajustes, ante la reciente salida de Alfonso Navarrete Prida a la Segob.

El nuevo secretario del Trabajo, Roberto Campa Cifrián, se llevó consigo a Monte Alejandro Rubido, uno de los principales responsables de la fuga de Joaquín “El Chapo” Guzmán como titular de la Unidad de Delegaciones. En tanto, David Garay Maldonado -identificado con el grupo político del exgobernador Alfredo del Mazo- fue designado Oficial Mayor de la dependencia federal.

Del equipo de Navarrete Prida, fueron ratificados César Martínez Baranda al frente del Instituto del Fondo Nacional para el Consumo de los Trabajadores (Fonacot), y Oswaldo Muñoz Oscos, como coordinador general del Servicio Nacional de Empleo.

En la subsecretaria del Trabajo fue designado Carlos Augusto Siqueiros, un conocedor del área de negociaciones contractuales de las últimas dos décadas en la dependencia. Florentino Castro fue nombrado subsecretario de Empleo y Productividad Laboral; y David Arellano Cuan como subsecretario de Previsión Social, lo que confirma la salida del también mexiquense, Ignacio Rubí Salazar.

 

Comentarios a [email protected]

Comentarios

comentarios