Inicio Noticias La pobreza vinculada al control que mantiene el PRI en municipios sin...

La pobreza vinculada al control que mantiene el PRI en municipios sin alternancia en Edomex

380
Compartir
Chimalhuacán

Israel Dávila

Toluca, Edomex 19 de junio del 2018.-  Desde hace dos décadas, la alternancia en las presidencias municipales del Estado de México comenzó a ser una realidad y varios ayuntamientos han sido gobernados por dos, tres, cuatro y hasta cinco partidos en los últimos cinco lustros. No obstante, de las 125 demarcaciones que tiene la entidad,  seis aún no conocen un cambio del partido en el poder.

Los municipios de Acambay y Atlacomulco, en el norte del estado; Villa Victoria y San Felipe del Progreso en la zona mazahua; Temascaltepec, al sur y Chimalhuacán en el oriente del estado, siempre han sido gobernados por el PRI y no se avizora cambio en ello.

Además existen otros 22 municipios, casi todos ellos rurales, donde el electorado ha probado a un partido distinto en el poder, pero en la elección inmediata siguiente, vuelven a optar por el tricolor.

La característica principal de estos municipios dominados por el PRI es la pobreza. Así lo demuestran datos oficiales del Coneval ( Cconsejo Nacional de Evaluación de la Política de Desarrollo Social), organismo público descentralizado de la administración pública federal, dedicado a generar información objetiva sobre la situación de la política social en el país.

En los seis municipios que no han experimentado la alternancia, más del 70 por ciento de su población vive en condiciones de pobreza, existe rezago educativo, carencias en los servicios públicos en vivienda y sus habitantes tienen ingresos inferiores a la línea de bienestar.

Paradójicamente, estos municipios donde el PRI siempre ha gobernado, es donde el tricolor presenta, de manera histórica, los mejores porcentajes de votación.

Para muestra Villa Victoria, donde el año pasado, en la elección de gobernador del estado, ganó con una diferencia de siete a uno sobre su más cercano perseguidor que fue el PAN. El PRI consiguió más de 28 mil 700 votos en junio del año pasado y Acción Nacional, ubicado en segundo lugar 4 mil 93 votos.

De acuerdo con el Coneval, en 71 por ciento de la población de Villa Victoria, en su mayoría de la etnia mazahua, vive en pobreza, y  21 por ciento en pobreza extrema. Esta demarcación ubicada a unos 70 kilómetros al poniente de Toluca también registra en 36% de rezago educativo  y  casi el 67 por ciento de su población tiene carencias por acceso a los servicios básicos de vivienda; 32 por ciento carencias por alimentación  y 77 por ciento tiene ingreso inferior a la línea de bienestar.

En el municipio aledaño, San Felipe del Progreso, donde el PRI el año pasado sacó una diferencia de tres a uno sobre Morena, –30 mil contra 9 mil votos—tampoco ha habido alternancia. Ahí 76 por ciento de la población vive en pobreza y de ellos, el 24 por ciento en pobreza extrema. El rezago educativo alcanza al 32 por ciento de la población ; el 34 por ciento tiene carencias de alimentación y el 64 carencias por servicios básicos en vivienda, además de que el 76 por ciento tiene ingresos inferiores a la línea de bienestar.

Chimalhuacán, uno municipio no rural,  se encuentra ubicado en la zona oriente y desde hace décadas ha sido sitio para miles de asentamientos irregulares. Ahí se han implementado programas enfocados a superar la miseria urbana en la que viven sus habitantes, pero no han tenido éxito.

En Chimalhuacán, el 61 por ciento de la población vive en pobreza, una cuarta parte de la población tiene carencias por acceso a los servicios de salud, y también por alimentación, además de que dos terceras partes de sus habitantes viven con un ingreso inferior a la línea de bienestar.

Temascaltepec, al sur del estado, también es una de las demarcaciones donde regularmente el PRI gana a sus adversarios 2 a 1.  Aquí, casi el 80 por ciento de sus habitantes viven en pobreza, el rezago educativo supera el 28 por ciento y el 79.5 vive con ingresos inferiores a la línea de bienestar.

En los dos municipios del norte del estado, Acambay y Atlacomulco.  la situación no es tan precaria, aunque también poco más más de la mitad vive en condiciones de pobreza. De esta zona es donde ha salido gran parte de la clase política que ha gobernado al estado de México en las últimas décadas.

También llama la atención que los 22 municipios que un día se atrevieron a experimentar con la alternancia y luego se arrepintieron para seguir votando a favor del PRI, los niveles de pobreza son elevados.

En Aculco, Almoloya de Alquisiras, Santa Cruz Atizapán, Ecatzingo, Ixtapaluca, Ixtlahuaca, Juchitepec, Jaltenco, Jocotitlán, Malinalco, Polotitlán, Morelos, Rayón, San José del Rincón, Sultepec, Tejupilco, Temascalcingo, Temoaya, Tepetlixpa y Zumpahuacán, entre otros, más del 60 por ciento de su población vive en condiciones de pobreza.

También en esa treintena de municipios es donde se concentran el mayor número de beneficiarios de los programas sociales y donde surgen las mayor parte de las denuncias por compra y coacción del voto en cada proceso electoral.

Comentarios

comentarios