Inicio Opinión Diablo en peligro de extinción

Diablo en peligro de extinción

712
Compartir

Por Juan Carlos Cartagena Abaurre

El ADN del diablo es una especie única que empieza a perderse, no se rompan las vestiduras en quién tiene la culpa: TODOS SON CULPABLES. Desde el dueño por no tener la atención e interés, hasta los jugadores que no parecen darse cuenta lo que este año se jugaban. Lo de Hernán es muy triste, porque es otro icono del equipo que se desgastó en un puesto muy distinto al que le dio la gloria y lugar de leyenda. Hoy, la falta de confianza y apatía volvió a hacerse presente. Toluca está en peligro de no ir a liguilla en el segundo torneo Centenario.

El 11 inicial y cambios

Esquivel se mantuvo en el 11 ocupando la zona donde Vega había iniciado los últimos juegos. Barrientos volvió tras su expulsión para jugar por el centro.

En los movimientos, otra vez no entendí porqué Canelo dejó el terreno si Uribe estaba claro que hoy no la iba a meter.

La clave

Eficacia frente a la portería y falta de confianza. El partido venía siendo parejo, Toluca fue mejor en la primera mitad, y en el segundo tiempo el gol condiciona el juego. Morelia se tira metros atrás para ir a la contra y Toluca se cansa de fallar.

Uribe tiene una muy clara y al igual que vs Tigres la tira al “mono” y sin fuerza. Y el penal ya es por demás, todo equipo es el fiel reflejo de su DT, y así, con miedo, pasivo y sin intensidad lo tiró Barrientos.

Ojo ahí

El Matador no retumbó con la misma fuerza de siempre, el estadio quedó desangelado (desdiablado), la afición está cada vez más molesta y el Centenario está resultando muy frustrante.

El mejor

Rubens, después del falso castigo, y de estar lesionado, ingresó y puso el extra, pero ya tampoco alcanza sólo con esfuerzo.

Me gustó Barrientos hasta el minuto 70, después dejó de pesar, se hizo amonestar y fiel a su costumbre lo echó a perder con el penal. Agrego el esfuerzo de Esquivel, aunque lo noté fundido al final, algo que antes no sucedía con Carlos.

Conclusión

Quiero aclarar que no tengo ningún interés personal en que se vaya o se quede Hernán Cristante. Eso sí, que salga me parece que es lo más sano para todos. Hay muchas cosas que se han conjugado en esta temporada, pero el ADN se ha perdido por el desinterés en la cúpula. Las culpas se podrían repartir y señalar, pero creo que al final TODOS SON CULPABLES: plantel, directiva, propietario y cuerpo técnico. Pero hoy, el martes, los últimos tres juegos, está muy claro que en la cancha hay jugadores comodinos que sólo corren para cobrar la quincena, pero en la cancha ni un esfuerzo extra o merecedor de un aplauso. Ríos, Vega, Sambueza, Salinas Canelo, están en otra urna y se salvan. Tal vez chispa y Luis García, pero no más.

La playera del rojo, duele decirlo, se ha abaratado. No tiene que ver con precios de las adquisiciones, porque los iconos del club tampoco llegaron con gran cartel. Hernán ha demostrado que le ha faltado carácter, pero los jugadores tampoco han sido capaces de tenerle amor a la playera, y mucho menos se dieron cuenta la importancia del año Centenario.

No estoy de acuerdo con los aficionados que quieren que Toluca no vaya a liguilla, aunque los entiendo. Qué tristeza que de una fiesta tan emotiva, misma que debió ser motivación para creer en un título, hoy se tenga ese sentimiento de que lo mejor para el club sea quedar eliminado.

El diablo ya no espanta, ha perdido respeto, no es ofensivo, lleva años sin un goleador de calidad y cantidad, tiene un equipo muy lejano del ADN del diablo, antes feroz y despiadado, hoy estéril y debilitado. Lean la foto y este equipo no tiene lo que ahí está bien dicho, pero hay que reflejarlo en la cancha.

Muchos de los que vemos con el escudo pronto se van a ir del equipo, no pueden seguir en la institución… ¡Valentín reacciona ya!

Foto del ADN diablo (díganme qué tiene este equipo de esas palabras)

Gracias por leerme y jugar conmigo.

Comentarios

comentarios