Inicio Opinión ¿Diablo cazador o Caperuza?

¿Diablo cazador o Caperuza?

1399
Compartir
Por Juan Carlos Cartagena Abaurre
Como en cuento 
Había una vez un diablo que mucho tiempo atrás asustaba en su infierno, con músculo y mentalidad se convirtió en un temible cazador; tiempo después viene un Lobo a buscarlo, pensando en que de ese diablo cazador, sólo sobra la capa y con toda la intención de comerse a Caperucita…¿Qué versión se encontrará?
Con el dolor de una derrota costosa, las puertas del infierno vuelven abrir de noche. El aullido de Lobos se deja escuchar y se confunde con el de aficionados al Toluca que reclaman un futbol mas ofensivo que permita al Diablo tener chances del título centenario.
El rival 
Disfrazado de abuelita, de una presa fácil, Lobos viene hambriento tratando de cazar a una capas rojas golpeadas en el ánimo, que han elegido el camino fácil. Todo equipo que recibe 3 goles en su anterior partido debe empezar a reconstruir desde atrás, pero conociendo a Rafa Puente, esto no va hacerlo declinar en su ideal de futbol: ofensivo, vertical, con amplitud y profundidad; cómo me gustaría hablar de lo mismo cuando del Toluca se trata.
Si Quiñones regresa al 11, otro dolor de cabeza apunta a los centrales de Toluca. De lo contrario, el futbol de los licántropos pasa por la amplitud de Advincula y Olvera, junto con la precisión de Medina en la media cancha. Adelante sin Quiñones el equipo está chato.
El 11 inicial
Tras el juego contra América se abrieron muchas dudas, las más fuertes sobre Santiago García y Droopy Gómez, y se sumó la lesión de Uribe. Lo mejor para Toluca era que el juego fuera en sus tiempos, para recuperar más a Vega y al 100 a Uribe, pero el trato se hizo desde el inicio del torneo. Contra Lobos debe haber al menos una modificación, y esa podría ser Vega de arranque, tampoco me extrañaría Perg por García, y Abundiz por Uribe, en caso que el colombiano no esté totalmente recuperado.
La clave 
Si bien Lobos no es América, ni mucho menos Monterrey, se debe tener en cuenta que es un equipo que ataca, que va al frente, incluso en ocasiones de forma desbocada (por eso sus derrotas han sido por goleada). La clave pasa por hacer un juego inteligente, y poniéndole una trampa para cazar al lobo: darle la pelota a cambio de espacio en su cancha.
A Toluca no le conviene hacer largo el terreno de juego, ya lo vimos vs América, por el contrario tirarse 5 o 10 metros atrás y darle el balón a Lobos hará que los Diablos tengan más terreno cuando atacan, buscando la espalda de los centrales licántropos. Es claro que para ello también es importante:
1.- Estar atentos atrás y por los costados, donde el duelo de Velarde vs Advincula va ser importante
2.- Tener a Mendez y Rubens muy finos para poner pases a la ofensiva a partir de la recuperación (tal como en el segundo tiempo vs Pumas)
Si Toluca pega primero, Lobos va ir a un “toma y daca” que no conviene al rojo, ahí será momento de cambiarle el ritmo al juego, y la estrategia también con posesiones largas y más tránsito en medio campo.
Conclusión 
Había una vez un Lobo en busca de puntos para salvarse, le contaron que en Toluca había un diablo bipolar, que puede ser un cazador, o una Caperucita Roja. Si Toluca sale ingenuo y pensando que Lobos es fácil, si vuelve a ir por el camino corto y regalando todo un tiempo, con los errores en la salida, al rojo lo devora el Lobo; si en cambio, los Diablos salen como aquel primer tiempo vs Queretaro, y apelan a su importancia histórica, será un cazador que enseñará a los dirigidos por Rafa Puente que su infierno sí espanta.
La derrota vs América pegó en el ánimo de la afición, sobre todo por la forma. El futbol se recicla, y cada partido significa una nueva oportunidad, a veces más a pegados a la fe que a la creencia, al sueño que al acto, pero al fin y al cabo 90 minutos para volver al camino del éxito, al camino largo pero con final feliz. El cuento no termina, el miércoles sabremos si el Lobo devoró a Caperuza, o si el Diablo se acordó de sus tiempos de temible cazador.
Gracias por leerme y jugar conmigo.

Comentarios

comentarios