Inicio Política Destituyen a Santiago Nieto de la Fepade; una historia de exabruptos políticos

Destituyen a Santiago Nieto de la Fepade; una historia de exabruptos políticos

541
Compartir

Redacción

Ciudad de México. 20 de octubre de 2017.- La Procuraduría General de la República (PGR) determinó destituir de su encargo a Santiago Nieto Castillo como fiscal Especial para la Atención de Delitos Electorales (Fepade), luego de revelar diversas presiones por parte del extitular de Petróleos Mexicanos (Pemex) con el propósito de que declarara públicamente su inocencia por presuntos sobornos de la empresa brasileña Odebrecht.

A través de un escueto comunicado de medios, la PGR informó sobre la destitución de Nieto Castillo, cuya decisión fue tomada por el subprocurador Jurídico y de Asuntos Internacionales y encargado del despacho de la dependencia federal, Alberto Elías Beltrán, bajo el argumento de que Santiago Nieto Castillo “transgredió lo dispuesto en el Código de Conducta de la Procuraduría General de la República”.

En un comunicado plagado de tecnicismos legales para justificar la remoción de titular de la Fepade, la Procuraduría General de la República establece que en ejercicio de las facultades previstas por diversas disposiciones en materia político-electoral, el subprocurador Alberto Elías Beltrán en esta fecha removió de su cargo al titular de la Fiscalía Especializada Para la Atención de Delitos Electorales.

En el mismo comunicado, la Procuraduría General de la República asegura que estas acciones reiteran “su compromiso de vigilar que las actuaciones de los servidores públicos sean apegadas a la legalidad y ética institucional, así como a las disposiciones de la investigación del Sistema Procesal Penal Acusatorio, protegiendo en todo momento los derechos humanos de la sociedad en su conjunto”.

 

Las presiones de Emilio Lozoya

En la víspera, Santiago Nieto Castillo exhibió recibir presiones por parte del exdirector de Pemex Emilio Lozoya para que declarara públicamente su inocencia e incluso le ofreciera una disculpa. A través de una entrevista otorgada al diario Reforma, Nieto Castillo expuso que Emilio Lozoya le envió una carta para evitar que se le inculpara en el desvío de recursos para el PRI durante la campaña presidencial de 2012.

En su oportunidad, Nieto Castillo detalló que desde agosto pasado, la dependencia entonces a su cargo abrió una indagatoria carpeta FED/FEPADE/ UNAI-CDMX/1139/2017 para investigar si una parte de los 10 millones de dólares que habría recibido Lozoya en sobornos por parte de la brasileña Odebrecht fue destinada a financiar al PRI en la campaña presidencial de Enrique Peña Nieto.

“Me envió una carta diciendo que quiere que yo haga un pronunciamiento público sobre su inocencia y me envía un currículum diciéndome quién es su papá, quién es su mamá, en dónde estudió. Nunca entendí esta parte. Creo que esta carta refleja en gran medida la impunidad, es decir, el planteamiento de que ‘soy una figura pública. La autoridad se tiene que disculpar’. Esto es lo que me parecía particularmente grave”, agregó Santiago Nieto.

En la misma entrevista, el exfuncionario federal reveló que la Fiscalía a su cargo investigaba indicios de un posible financiamiento de Odebrecht a campañas electorales del PRI e incluso preparaba una acción penal en contra de quienes resulten responsables.

“El caso Odebrecht es un caso paradigmático porque atacó a los sistemas electorales de varios países del continente. Entonces, es importante que se pueda mandar un mensaje de que este tipo de conductas bajo ninguna circunstancia van a ser toleradas o van a ser permitidas”, abundó.

 

La indiscreción del caso Escobar

En noviembre de 2015, Santiago Nieto cometió otro de sus acostumbrados exabruptos, al anunciar públicamente la solicitud de una orden de aprehensión en contra de Arturo Escobar por su vinculación a un contrato que como presidente y representante legal del PVEM firmó con una empresa para la elaboración y entrega de 10 mil tarjetas. El exlegislador ocupaba entonces la titularidad de la Subsecretaría de Prevención y Participación Ciudadana de la Secretaría de Gobernación, cargo que dejó después de ser acusado.

En esa ocasión, Nieto Castillo dijo en su momento que los delitos que se le imputaban a Arturo Escobar no eran considerados como graves, aunque uno de ellos se puede sancionar con hasta 15 años de prisión y una multa de 5 mil días de salario mínimo.

En diciembre de 2015, el juez décimo primero de distrito en materia administrativa en el extinto Distrito Federal negó la orden de aprehensión contra Arturo Escobar, exvocero y secretario de procesos electorales del Partido Verde Ecologista de México (PVEM), por presuntos delitos electorales cometidos en las elecciones de junio pasado ante la falta de elementos probatorios.

En ese momento coyuntural, Santiago Nieto fue acusado de incurrir en un conflicto de interés, pues al momento de ser designado como titular de la Fepade realizaba acciones de asesoría al grupo parlamentario del PRD en el Senado de la República, cuya que omitió declarar dentro de su currículo que por ley tenía que entregar para ser nombrado al frente de la fiscalía.

A lo largo de año y medio, Santiago Nieto fue asesor de la bancada perredista en la Cámara Alta, periodo por el que acordó el cobro de un millón 80 mil pesos por servicios de asesoría, investigación, recopilación y análisis.

 

La trayectoria personal

En febrero de 2015, Santiago Nieto fue designado titular de la Fiscalía Especializada para la Atención de Delitos Electorales (Fepade), entonces también vinculado al grupo político del mexiquense Enrique Peña Nieto.

La trayectoria de Santiago Nieto había sido arropada por el presidente Enrique Peña Nieto en fecha reciente. Su cercanía data de cuando Peña Nieto era gobernador del Estado de México, tiempo en el que Santiago Nieto era magistrado electoral y presidía la Sala Regional de Toluca del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación.

También se desempeñó como secretario técnico en la Secretaría Ejecutiva del Pleno del Consejo; secretario técnico en el Instituto de la Judicatura Federal, secretario de Estudio y Cuenta y jefe de la Unidad de Investigación y difusión del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación.

Antes de fungir como nuevo fiscal electoral, Santiago Nieto buscó convertirse en consejero electoral del extinto IFE en la renovación del organismo en 2013, y más recientemente, también se inscribió en la designación de consejeros electorales del Instituto Nacional Electoral sin resultados favorables.

Además, compartió un espacio en la Sala Regional del Tribunal Electoral con Adriana Favela, actual consejera del Instituto Nacional Electoral; y Saúl Mandujano Rubio, hoy consejero electoral del Instituto Electoral del Estado de México.

La designación de Nieto Castillo tenía contemplada su permanencia en el cargo como Fiscal electoral hasta el 30 de noviembre de 2018, sin perjuicio de que pueda ser removido por el Procurador General de la República, o el nuevo Fiscal General.

 

Comentarios

comentarios