Inicio Opinión Del plato a la boca se cae la Copa

Del plato a la boca se cae la Copa

2597
Compartir

Por Juan Carlos Cartagena Abaurre

Una desafortunada jugada de Santiago García terminó con las ilusiones de campeonato de los Diablos; el argentino que antes le habían invalidado un gol, pasó de héroe a “villano”, una historia tan común como corriente en el deporte.

El triste autogol
En la recta final del partido Santiago González no ataca como debe una pelota frontal a media altura, decide darle de volea y sólo saca un arcoíris que vence a Talavera, que estaba jugando adelantado y seguramente le pidió la pelota.
De una jugada sin nada, en un partido sin nada, un autogol se encarga de definir un encuentro que apestaba a penales.

El 11 inicial
Toluca jugó con 10 de los 11 que esperaba. Hernán decidió ir con Delgadillo en lugar de Lopez, quizá para dar más rienda suelta a sus generadores de fútbol. Aunque Delgadillo no da un mal juego, no entendí la ausencia de Leo López.

La clave
Como lo puse en la previa, la de concentración sería importante. La jugada del autogol además de un error de técnica, es también una falta de concentración, cuando estas dos se fusionan en una misma jugada defensiva, siempre hay que irla a sacar de la red.
Estaba claro que Ambriz jugaría a lo Osasuna, con un perfecto orden, esperando el error del rival, y éste llegó, casi al final, pero llegó.

Ojo ahí
Dos expulsiones sin sentido. Entiendo la frustración de perder, pero Barrientos se hace expulsar cuando te quedaba un minuto de partido y eso ayuda al rival, regalas el poco tiempo que podía tener. Corto, era casi imposible, pero no puedes perder la cabeza así.

Conclusión
El exceso de confianza lo noté en muchos aficionados que ya se hacían campeones. El golpe es muy duro, sin embargo esos jugadores (Sambueza, Quiñones, Talavera, Salinas, Ríos, Reyna) están hechos con mentalidad que los va a poder sacar adelante. Espero este duro golpe, permita aprender la dura lección y no se vengan abajo.
A la afición, ojalá tampoco se caigan y sigan apoyando de local y visita, demostrar desde la grada y hasta la cancha, que este equipo puede levantarse de estas y peores. Una noche triste para Toluca, pero de estas también se aprende. Hay un liderato que defender y una liguilla que ganar.

Gracias por leerme y jugar conmigo.

Comentarios

comentarios