Inicio Opinión De “Rubensdependencia” y otras cosas

De “Rubensdependencia” y otras cosas

2207
Compartir

Por Juan Carlos Cartagena Abaurre

La media cancha de Toluca sufrió porque quiso, la salida de Erbin Trejo tan poco programada era un error anunciado desde antes de iniciar el torneo. Un elemento que les pareció ser poco rentable por sus lesiones, pero que era de gran ayuda en el esquema de Cristante. La recuperación dependió de Ríos y la creatividad de Rubens; fuera de ahí todo era estados de ánimo. Si Barrientos salía con ganas, si Rodrigo López nunca se creyó que estaba en primera división, si Méndez pensaba en su nuevo tatuaje, etc. Toluca se volvió dependiente, muchos (me incluyo) dijimos que de Rubens, ahora que lo pienso, los Diablos dependieron de los estados de ánimo de jugadores y entrenador caprichosos, que nunca notaron donde estaban jugando.
Ahora, vamos por individual.

Antonio Ríos: Parece nunca cansarse, muchos le cuestionan su bajo perfil y hablar poco, pero no lo necesita cuando habla con esfuerzo y sudor. El gafete que le prestó Talavera no quedó manchado. El “cocho”, debemos entender, no es un jugador con llegada, su poco foco mediático se debe a que quienes destruyen son menos alabados que los que construyen. Eso sí, le falta un aliado de su nivel y con mayor voz (un Rosada, Romagnoli u Ortiz).

Jesus Méndez: Talento no es lo mismo que “ta’lento”,y él nos hace confundir el término. Me queda muy claro que calidad y toque posee, pero también que emocionalmente su perfil bajo no le permite entender que se le necesita siempre a nivel. Pasa desapercibido un par de juegos, y se engancha en dos, mismos que hace dudar de su… talento. Está en duda su continuidad

Rodrigo López: Si algún error tuvo el equipo en la venta de Trejo, lo pagaron con el “Roro”. El volante llegó de Celaya y por más ganas que puso no le alcanzó su inexperiencia. En partidos clave falló por miedo, y miren que oportunidades tuvo. Colmó la paciencia de Hernán en el juego vs América y no volvió… ni volverá al parecer. Lastimosamente parece que desaprovechó su chance en primera, pero los zapatos de Trejo, todos sabíamos que le quedarían grandes.

Rubens Sambueza: Simple, el mejor, el único que sumaba calidad y ganas, el que frotaba la lámpara para que saliera algo distinto. Llegó en un mar de críticas y dudas ( en el inicio de año) y este segundo semestre con el equipo además de mejorar la disciplina, nuevamente mostró su compromiso con quien le paga. Como todo genio y figura, las cosas extra deportivas le persiguen y le inventaron problemas y hasta una separación del plantel. Eso sí, sus lesiones se volvieron una constante.

Pablo Barrientos: El efecto koala a su máxima expresión, pasa dormido 20 horas y 4 despierto (Así, pero en partidos). Un juego en copa le costó ser marginado del plantel, Hernán lo trató de recuperar y sinceramente creo que lo hizo, porque los últimos juegos fue otro. Si dije que Méndez tiene talento, Barrientos es lo doble, pero su apatía y en otros días, su mala suerte lo terminaron dejando con tres expulsiones y un penal fallado vs Morelia, que incluso hizo que Cristante explotara. Después de lo escrito parecería que no hay cabida para él, sin embargo podría quedarse. Es la dupla perfecta para Rubens, sólo falta que se lo proponga.

Rodrigo Gómez: como lo dice su apodo, el “Droopy” se esconde muy bien cuando más se le necesita. Rodrigo acababa con las esperanzas puestas en él con cada centro desperdiciado. Sería inadmisible que se mantenga en el equipo luego de tantas oportunidades. Hay dos datos que ejemplifican lo que digo: tuvo 2 asistencias en el torneo y tocó 365 veces el balón en todo el semestre, números tan pobres como su desempeño vestido de rojo.

Carlos Esquivel: Inició sin ser titular, fue paciente y terminó jugando con más constancia, al grado de ser pieza clave entrando de cambio en la ida vs Morelia. Lo que está muy claro es que no es el mismo de hace años y no tiene el recorrido ni el volumen de juego que poseía.

Mateus Gonçalves: A muchos les gusta su habilidad y desparpajo, a mí me parece un jugador enamorado del balón y no del altruismo. Sin embargo, en tierra de ciegos el tuerto es rey, y Mateus mereció más oportunidades, sobre todo cuando sabemos que Cristante lo trajo. Su ausencia en la cancha nos dice que Hernán se equivocó con él; a todos nos queda claro que algo del brasileño no le agradó al DT, entonces la pregunta es: ¿por qué lo trajiste, si ya le conocías?

Iván Zamora: Solo tres partidos en Liga Mx y otro par en Copa Mx nos dejaron un grato sabor de boca del joven de 21 años nacido en las capital del chorizo. Si bien es cierto que en el juego vs Tigres quedó expuesto en uno de los goles, también creo que su solvencia, garra y buen toque lo ponen como el candidato más firme a recibir proyección el siguiente torneo.

Desafortunadamente las lesiones (algo parecido a lo que pasó con Aldo Benítez hace un año) le impidieron tener más minutos. Ojo ahí, para qué le buscan, es el la dupla ideal de Ríos en la recuperación. Uno pone la experiencia y otro más energía, ambos tienen músculo y lo más importante: quieren a la institución.

Conclusión
Toluca necesita dos características en su medio campo: constancia y volumen de juego. La primera porque tiene elementos con capacidad, pero lo dan a cuenta gotas o cuando hay que ganarse otro contrato, y casi siempre es muy tarde para el equipo. El volumen de juego, simplemente es para no depender de Sambueza. El regreso de Vega ayudó muchísimo, pero sin duda que el desequilibrio sigue faltando por el lado donde no se encuentre Sambu. Volviendo al tema de la constancia, la solución está en traer o sacar jugadores que sientan la camiseta, que la suden y vean un compromiso en portarla, y eso se encuentra en cantera o en el mercado nacional con jugadores de compromiso y que valoren a qué institución llega; para muestra Salinas y Velarde, o el mismo Luis García. Más jugadores así de comprometidos.

Mis propuestas serían elementos como Ismael Sosa, Lucas Zelayaran, que no tienen muchas chances en Tigres, o un volante con llegada como William o incluso Luis Pérez (actualmente Necaxa), todos ellos han dejado clara su gratitud a los colores con esfuerzo o buenos gestos.
Gracias por leerme y jugar conmigo.

Comentarios

comentarios